Pedro Pascual Muñoz, procurador de Por Ávila en las Cortes de Castilla y León.

Antes de elaborar un protocolo sanitario “se debería tener presente la opinión de los veterinarios”

El procurador de Por Ávila, Pedro Pascual, en una reunión con el presidente del Colegio Veterinario de Ávila, Rufino Rivero, ha reivindicado mayor protagonismo de los veterinarios en la gestión de la pandemia de la COVID-19
|

El procurador de Por Ávila en las Cortes de Castilla y León, Pedro Pascual Muñoz, ha demandado un “mayor protagonismo de los veterinarios en la gestión de la pandemia y en la toma de decisiones importantes, pues su criterio es fundamental”, durante el encuentro mantenido con el presidente del Colegio de Veterinarios de Ávila, Rufino Rivero Hernández.


El representante de esta formación política, que es además médico de profesión, considera oportuno que antes de elaborar cualquier protocolo sanitario “se debería tener presente la opinión de los veterinarios, porque poseen una notable experiencia en el control y erradicación de zoonosis, enfermedades animales que se transmiten al hombre, como la COVID-19, y en este caso también entre humanos”.


MAYOR COORDINACIÓN ENTRE SALUD PÚBLICA Y VETERINARIA


Por su parte, Rufino Rivero ha explicado que en otros países como Alemania, donde la gestión de la crisis sanitaria arroja datos epidemiológicos mejores que en España, “el máximo responsable de la comisión de expertos es veterinario”, y ambos han coincidido en que “debería existir una mayor coordinación entre la salud pública y la profesión veterinaria”.


En lo concerniente a los problemas que afectan al colectivo veterinario en Ávila, el presidente del Colegio ha indicado que son comunes al resto de la Comunidad. Así, entre los profesionales que prestan sus servicios en la Administración, preocupa la alta tasa de interinos, de alrededor del 30%, y la urgencia de poner en marcha la carrera profesional sanitaria.


Respecto al colectivo de ejercicio libre, ha mostrado su preocupación, entre otros, por las consecuencias de la crisis económica y cómo puede traducirse en una disminución en la demanda de los servicios veterinarios, y por la escasa remuneración que perciben los veterinarios que trabajan en la campaña de saneamiento ganadero, “un trabajo muy duro y no exento de riesgo”


Veterinarios u00e1vila

Reunión mantenida entre el procurador de Por Ávila en las Cortes de Castilla y León, Pedro Pascual Muñoz, y el Colegio Veterinario de Ávila.

Archivo