Nuevos hallazgos sobre la transmisión de la tuberculosis bovina

​Un estudio demuestra que los jabalíes del Parc Natural del Montseny (Barcelona) mantienen la tuberculosis en su población y la pueden transmitir a las cabras
|

Tras años de campañas de erradicación la tuberculosis (TB) bovina se han logrado reducir significativamente los casos de la enfermedad en muchas comunidades autónomas de España. En estas regiones de baja prevalencia no se puede decir que la TB bovina sea ya un problema grave de sanidad animal y por ende de salud pública, pero eso no significa que no siga habiendo un goteo de casos que es imprescindible seguir para evitar la propagación de la enfermedad y echar a perder décadas de inversión en su erradicación. 


Por ello, un estudio reciente realizado por el Centre de Recerca en Sanitat Animal (CReSA) del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y el Departamento de Agricultura, Gandería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Cataluña (DARP), con la colaboración de investigadores del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), ha comprobado que las poblaciones de jabalíes del Parc Natural del Montseny (Barcelona) son capaces de mantener la TB en su población y transmitirla a animales domésticos, en este caso cabras.   


Tras estudiar un total de 278 jabalíes durante 5 años (2015-2020), el estudio ha demostrado, por primera vez, la existencia de la transmisión de la TB entre jabalíes y cabras sin la participación de bovinos. "Gracias a los análisis de secuenciación del genoma de la bacteria Mycobacteriumcaprae, aislada tanto en jabalíes como en un rebaño de cabras de la misma área, se ha confirmado que se trataba de la misma cepa y que con un alto grado de probabilidad los jabalíes habrían sido la causa del brote en el rebaño caprino", explica Bernat Pérez de Val, uno de los autores del estudio.   


El estudio se ha centrado en el Parc Natural del Montseny, donde hay una alta densidad de poblaciones de jabalíes alrededor de 12 individuos por quilómetro cuadrado. Pérez de Val remarca que "en estas zonas de altas densidades es donde hay más riesgo de que una enfermedad se mantenga y se transmita a otros animales, como en el caso de la tuberculosis o la peste porcina africana".   


El Centro de Investigación en Sanidad Animal (CReSA) del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) junto con el DARP y la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) son integrantes de la red de investigación de tuberculosis animal INNOTUB apoyada por el programa Interreg-POCTEFA, que tiene como objetivo consolidar una red de excelencia transpirenaica de investigación en TB animal. 

Archivo