La peste porcina africana avanza por Alemania

Las autoridades alemanas han informado de un nuevo foco de peste porcina africana en jabalíes silvestres fuera de la zona infectada sujeta a restricciones sanitarias que se había delimitado inicialmente
|

Los Servicios Veterinarios Oficiales (SVO) de Alemania notificaron el día 10 de septiembre de 2020 su primer foco de peste porcina africana (PPA) en jabalíes, tras la detección del cadáver de un jabalí hembra en avanzado estado de descomposición a unos 7 kilómetros de la frontera con Polonia, en el distrito de Spree-Neiße, perteneciente al estado federal de Brandeburgo.


Desde entonces, las autoridades alemanas están realizando una búsqueda intensiva de cadáveres de jabalíes en la zona, con el objetivo de determinar el alcance exacto de la enfermedad y prevenir su difusión, habiéndose notificado hasta la fecha un total de 38 focos de PPA en jabalíes silvestres, la mayoría de ellos correspondientes con jabalíes hallados muertos en el medio, pero también algunos jabalíes vivos que mostraban sintomatología compatible con la enfermedad y que fueron cazados. Todos estos casos se habían hallado hasta ahora en el distrito de Spree-Neiße, en el que se localizó el primer caso, y en el distrito vecino de Oder-Spree, ambos en el estado federal de Brandeburgo.


Fruto de la intensificación de la vigilancia epidemiológica y de la búsqueda de cadáveres, el miércoles 30 de septiembre de 2020, los SVO alemanes han notificado un nuevo foco en jabalíes silvestres tras el hallazgo del cadáver de un jabalí, localizado en el distrito de Maerkisch-Oderland, en la zona este del estado federal de Brandeburgo y a apenas un kilómetro de la frontera con Polonia. Este nuevo caso se ha detectado a una distancia aproximada de 30 kilómetros al norte de los anteriores y fuera de la zona infectada sujeta a restricciones sanitarias que se había delimitado inicialmente.


Hasta la fecha, no se ha notificado ningún caso de PPA en explotaciones de cerdo doméstico en Alemania. Ante este nuevo hallazgo, se ampliarán los límites de la zona infectada, abarcando este nuevo territorio, y se extenderá la búsqueda intensiva de cadáveres para conocer el total alcance de la enfermedad y prevenir su difusión. De igual modo, se mantendrán todas las medidas que habían sido adoptadas en los nuevos límites de la zona infectada como la búsqueda intensiva de cadáveres de jabalíes, prohibición de la caza, prohibición de labores agrícolas o la prohibición de mantener perros al aire libre, entre otras medidas.


Por ello, desde el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación (MAPA) recuerdan la importancia de aplicar unas adecuadas medidas de bioseguridad en las explotaciones de porcino, en el transporte animal, así como en relación a los cazadores que viajen a países afectados o de riesgo por la presencia de la enfermedad y que pudieran contribuir, involuntariamente, a la expansión de la enfermedad al regresar a nuestro país.


De igual forma, hacen hincapié en la importancia de garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de vigilancia pasiva para detectar tempranamente la enfermedad ante una hipotética entrada en España, para lo que es vital que se comunique a los SVO cualquier indicio de la enfermedad que pudiera aparecer en nuestros animales, tanto en las explotaciones y medios de transporte de animales, como en el medio natural en los jabalíes silvestres.

Archivo