AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
La rabia es una de las zoonosis más mortíferas en el mundo
Fidel Astudillo, presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios.

La rabia es una de las zoonosis más mortíferas en el mundo

​En la actualidad, el 99% de los casos de rabia humana se deben a la transmisión de un perro contagiado. Por ello, es de vital importancia el papel de los veterinarios
|

Desde 2007, cada 28 de septiembre se conmemora el Día Mundial de la Rabia ya que fue en esa fecha cuando falleció Louis Pasteur, químico que creó la vacuna antirrábica en el año 1895. La vacuna es, junto con otras formas de prevención, la mejor forma de evitar el contagio y la propagación de esta zoonosis.


En la actualidad, el 99% de los casos de rabia humana se deben a la transmisión de un perro contagiado. Por ello, es de vital importancia el papel de los veterinarios en este panorama, pues son los encargados de erradicar la enfermedad con el control y cuidado de los animales para que, según está fijado en los objetivos de la Agenda 2030 por la organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Alianza Mundial para el Control de la rabia (GARC), no haya más muertes de personas contagiadas por el virus, que actualmente sobrepasa las 75.000 defunciones al año a nivel mundial.


El presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios, Fidel Astudillo, hace un llamamiento a los profesionales veterinarios, así como a la población en general, para que consideren la importancia de esta zoonosis en nuestra sociedad actual. No olvidemos el concepto de “One Health”, en el que para garantizar la salud de los humanos es imprescindible que los animales que conviven con nosotros estén sanos, ya que nuestra salud, la de los animales y la de nuestros ecosistemas están interrelacionadas.


La rabia es una enfermedad que se transmite a través de un virus altamente infeccioso, Lyssavirus, Rabdoviridae, y se contagia con la mordedura, la saliva o el arañazo procedente de un animal infectado.


Fidel Astudillo hace hincapié en el trabajo diario de veterinarios en la prevención y contención de la enfermedad para controlar y bajar las cifras actuales de rabia en todo el mundo. También resalta la labor de veterinario en la correcta identificación y registro de los animales, otra pieza clave en el control de las enfermedades.


La vacunación frente a la rabia en perros rompería la transmisión del animal al hombre y salvaría cientos de miles de vidas. Por ello, es necesario que todos los perros estén vacunados. También se debe seguir un protocolo de protección apropiado frente a esta enfermedad como detección precoz, vigilancia, valoración de riesgo y control de la enfermedad en animales salvajes. 


"Los veterinarios deben tener un papel activo clave también en la educación ciudadana sobre los riesgos de esta enfermedad vírica. A través de campañas informativas, de conferencias, charlas, comunicados… evitando así la exposición innecesaria de personas a animales con rabia", reclama.


El Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios trabaja en primera línea de fuego en la Salud Animal y la Salud Pública para la prevención, control y erradicación de esta zoonosis.


Aunque nuestro país se considera libre de rabia, no dejamos de tener casos puntuales como el de Toledo en 2013 o el de Ceuta y Melilla en 2019-20, y otros que han aparecido en países europeos, en los que los perros infectados estuvieron o pasaron por nuestro país. Ello demuestra que nuestra situación no es segura 100%.


También nuestra frontera con Marruecos, donde hay rabia, hace que tengamos que estar alerta, siendo la vacunación de los animales la mejor medida para frenar un posible brote en Andalucía y España.


En la comunidad andaluza, en concreto, la vacunación antirrábica en perros, gatos y hurones se debe realizar de manera obligatoria a partir de los tres meses de edad de los animales, ser revacunados a los 30 días posteriores y, luego, volver a inmunizarlos todos los años.


Rabia infografu00eda


Archivo