Hay más de 25 millones de personas infectadas en el mundo, y los casos de mascotas afectadas son muy reducidos.

Estudian la infección por SARS-CoV-2 en niños y mascotas de Madrid

Pretenden disponer de un mapa de conocimiento más preciso sobre cómo se comporta la infección por SARS-CoV-2 en menores, así como conocer la dinámica intrafamiliar de transmisión del virus en familias altamente expuestas, y evaluar el papel de las mascotas
|

Las pruebas actuales sugieren que el SARS-CoV-2 tiene un origen animal. Para entender todas las claves de esta epidemia es necesario un equipo interdisciplinar que abarque los sectores de medicina humana y animal. El proyecto EPICO-AEP incluye un consorcio One Health, en el que colaboran varios equipos pediátricos de Madrid, coordinados a través del Instituto de Investigación del Hospital 12 de Octubre con el INIA-CISA. Dicho consorcio engloba una amplia red de sanidad humana y animal aportada por ambos grupos para estudiar la interfaz persona-mascota en esta epidemia. La convivencia de los niños y sus mascotas suele ser muy estrecha y los papeles de ambos a lo largo de la epidemia no han sido del todo esclarecidos.


El proyecto abarca varios objetivos: disponer de un mapa de conocimiento más preciso sobre cómo se comporta la infección SARS-CoV-2 en menores, para poder implementar actuaciones y protocolos nacionales preventivos, de diagnóstico y clínicos, que aseguren las medidas más adecuadas basadas en información fiable y mayor evidencia. Otro objetivo es evaluar la tasa de mascotas infectadas, identificar hábitos de riesgo con las mascotas y evaluar la serología en mascotas a lo largo del tiempo para conocer bien la epidemiología y evolución de la enfermedad en mascotas.


Para ello este proyecto, que tiene el apoyo de la Asociación Española de Pediatría, del Instituto de Salud Carlos III y del Ministerio de Sanidad, está recogiendo los datos epidemiológicos, clínicos, diagnósticos, analíticos, terapéuticos, de complicaciones y seguimiento evolutivo en varios hospitales pediátricos de España.


Desde mayo, se ha iniciado además la colaboración específica con el Servicio de Pediatría Hospitalaria y Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario La Paz en el marco del estudio SANICOVID. En su fase preliminar, se ha estudiado a los hijos menores de 18 años y a las mascotas de profesionales sanitarios del Hospital La Paz en Madrid que se infectaron por COVID-19 durante la primera ola epidémica. Para el muestreo de mascotas, se ha creado una red de clínicas veterinarias que facilitan los puntos de muestreo. Dicha red de clínicas también está recogiendo muestras de mascotas cuyos dueños han padecido COVID-19 y quieren participar en el estudio voluntariamente.


Hay más de 25 millones de personas infectadas en el mundo, y los casos de mascotas afectadas son muy reducidosNo hay motivo de preocupación en este sentido. Sin embargo, y aunque se sabe que el origen de la infección en estas mascotas afectadas han sido los propios dueños, como en todas las enfermedades, cuanta más información se tenga mejor se le podrá hacer frente, por ello queremos conocer bien la epidemiología y evolución de la enfermedad en estas mascotas.

Archivo