Un cuidado adecuado de un perro ciego le permite tener una excelente calidad de vida.

Consejos para vivir con un perro ciego

Siempre que se controlen las enfermedades subyacentes, la mayoría de los perros se adaptan bien a la ceguera durante un período de seis a ocho semanas. Este jueves 8 de octubre se celebra el Día Mundial de la Visión
|

Cada segundo jueves del mes de octubre se conmemora el Día Mundial de la Visión. Este día se conmemora por iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera (IAPB, por sus siglas en inglés). Todo ello con el objetivo de crear conciencia social sobre la importancia de la salud ocular.


Desde la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (RSPCA) lanzan una serie de consejos sobre cómo hacer frente a la ceguera en perros y sobre cómo cuidar a un perro ciego o con discapacidad visual.


Respecto al cuidado de un perro ciego, aconsejan no mover los muebles de la casa ya que la mascota crea su propio mapa mental y olfativo de la casa y podrá moverse sin dificultad, pero si se cambian las cosas se le dificultará la movilidad. También recomiendan buscar y proteger los bordes afilados y peligrosos que pueden hacer daño a las mascotas.


La voz es la principal vía de comunicación con un perro ciego, de modo que es necesario enseñar a las mascotas a reconocer y a dejarse guiar por las voces de sus dueños. Asimismo, apuntan que dejar una radio encendida cuando el dueño no está en casa puede ser importante para que el animal pueda orientarse.


También es importante que el animal indique que es ciego, de manera que sugieren que el animal lleve un collar o etiqueta que diga que es ciego, del mismo modo que las correas o abrigos para pasear al perro. De esta manera, si se pierde, quien lo encuentre sabrá que es ciego. Igual de importante es actualizar esta información en su microchip.


Por otro lado, las campanas de cetrería son útiles en los paseos si el dueño las lleva, ya que el perro sabrá siempre dónde se encuentra.


Recalcan también que a los perros ciegos les gustará jugar del mismo modo que a un perro que no es ciego, por lo que tener juguetes con sonidos puede estimular al animal.


En cuanto a hacer frente a la ceguera y los problemas de vista, la directora del RSPCA, Caroline Allen, aconseja estar pendiente de cualquier cambio en las mascotas y no asumir que la vista solo se deteriora con la edad, ya que el tratamiento temprano puede revertir la pérdida de visión en algunas situaciones. Por ello, es importante acudir al veterinario si se observan cambios en las mascotas.


Del mismo modo, la diabetes, los tumores o las enfermedades cerebrales también pueden causar ceguera, por lo que es importante tenerlo en cuenta. Asimismo, se sabe que el síndrome de degeneración de retina adquirida súbita (SARDS) es una condición que causa ceguera repentina e irreversible.


Para entender o conocer si los perros pueden estar experimentando problemas con la vista hay que estar atentos a los síntomas. Estos incluyen desorientación, chocarse con las paredes o muebles, pasear sin rumbo o mostrarse reacios a usar escaleras o a moverse.


La directora explica que, ante cualquier duda o comportamiento extraño, es mejor acudir a un veterinario para realizar las pruebas necesarias. Por otra parte, aclara que siempre que se controlen las enfermedades subyacentes, la mayoría de los perros se adaptan bien a la ceguera durante un período de seis a ocho semanas. Además, un perro ciego bien cuidado puede tener una excelente calidad de vida, manifiesta.

Archivo