José Miguel Gil Sanz, presidente del Colegio Veterinario de Segovia.

Presentan alegaciones al borrador del RD de Ordenación de Núcleos Zoológicos

El Colegio Veterinario de Segovia ha presentado alegaciones al borrador del Real Decreto de Ordenación de Núcleos Zoológicos, en lo concerniente sobre todo a cría de animales sin fines comerciales y colecciones privadas
|

El Colegio de Veterinarios de Segovia ha presentado alegaciones al borrador del proyecto de Real Decreto de Ordenación de Núcleos Zoológicos, promovido por el Ministerio de Agricultura y que se encuentra en fase de información pública, concernientes sobre todo a la consideración de colección zoológica privada, a las instalaciones para aves que no sean de corral y a espacios donde tiene lugar la cría de especies animales.


El borrador de la nueva normativa, en exposición pública desde el 27 de julio, responde a la necesidad de regular las exigencias básicas de los núcleos zoológicos en sus diferentes modalidades, para ajustarse tanto a la realidad social de relación del hombre actual con los animales como a la propia legislación europea. Entre otros aspectos, se tienen en cuenta criterios de manejo, infraestructura, seguridad, condiciones higiénico-sanitarias, bienestar animal y requisitos medioambientales.


El Colegio Veterinario de Segovia propone que se consulte a titulares de colecciones privadas de avicultura, cetrería, acuarios y terrarios, por su carácter específico, como se ha hecho con las comunidades autónomas, y pide que estas colecciones queden exentas de cumplir determinadas condiciones por no tener fines comerciales ni lucrativos.


AVES, PECES, REPTILES Y ANFIBIOS


Se trata de la cría de animales con fines deportivos o lúdicos, como canaricultura, agapornis, ninfas, peces ornamentales, reptiles como el geco, y vivarios de acuariofilia y terrarofilia, donde conviven diferentes especies de reptiles, anfibios, peces e invertebrados.


Respecto a la ubicación y separación sanitaria de recintos con aves distintas a las de corral, reclaman la inclusión de un nuevo apartado sobre núcleos zoológicos para albergar en cautividad especies de aves de este tipo, por su menor riesgo sanitario, y otro referido a recintos que acojan solamente reptiles y anfibios. También plantea colocar, en instalaciones cerradas, red de malla para impedir el acceso de aves, roedores e incluso insectos.


Por último, los veterinarios de Segovia plantean algunos cambios en el número de animales exigido para conformar un núcleo zoológico según la especie, que quedaría como está en perros, gatos y hurones, pero posee variaciones en invertebrados, peces ornamentales, anfibios y reptiles, tanto en establecimientos como en colecciones privadas.

Archivo