En numerosas ocasiones no se toman medid​as de higiene adecuadas a la hora de manipular los alimentos de los animales. Imagen: Tom Campbell.

¿Supone un riesgo la comida de tu mascota para tu salud?

Un estudio revela que los propietarios desconocen las posibles enfermedades causadas por los alimentos para mascotas
|

Muchas personas desarrollan enfermedades gastrointestinales u otro tipo de enfermedades que les hace cuestionarse si están llevando una dieta adecuada. Si bien, un nuevo estudio sugiere que estos problemas puedan deberse a la comida que sirven a sus compañeros peludos, ya que en numerosas ocasiones no se toman medidas de higiene adecuadas a la hora de manipular los alimentos de los animales


El estudio dirigido por Yaohua “Betty” Feng, profesora asistente de Ciencia de los Alimentos de la Universidad de Purdue, muestra que muchos estadounidenses no se lavan las manos después de alimentar o jugar con sus mascotas, y por tanto no son consciente del riesgo que esto supone, ya que pueden contraer enfermedades transmitidas a través de los alimentos.


“Casi todos los dueños de perros y gatos interactúan con sus mascotas de cerca, les abrazan, duermen con ellos, les besan, pero después de esas interacciones, menos de un tercio de ellos se lavan las manos con jabón”, comenta la profesora, y “realmente no consideran que puedan enfermarse o que un patógeno transmitido por los alimentos pueda transferirse de su mascota a ellos mismos”.


En Estados Unidos, los centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, estiman que 48 millones de personas enferman al año de patógenos como el E. Coli o la salmonella, siendo 128.000 la cifra de hospitalizados y 3.000 las de fallecidos debido a estas infecciones. Sobre estas cifras no hay registro sobre cuántos de estos casos provienen de alimentos para mascotas, pero a lo largo de 2020 se han retirado más de una docena de alimentos debido a la presencia de patógenos. El año pasado 150 personas enfermaron de salmonela debido a unas golosinas para perros elaboradas con oreja de cerdo.  Feng explica que “algunos perros y gatos no presentan síntomas, incluso si estaban contaminados con patógenos transmitidos por los alimentos como la salmonela. Existe la posibilidad de que compartan esos patógenos con sus dueños cuando interactúen con ellos”.


El estudio ha realizado una encuesta a más de 1.000 dueños de perros y gatos en Estados Unidos y los resultados reflejan que el 93% de los dueños abrazan a sus mascotas, el 70% permite que sus mascotas les laman, el 63% duerme con sus mascotas y el 61% les besa. El estudio muestra también que solo el 31% se lava las manos después de jugar con ellos, y el 42% no se lava las manos después de alimentarles.


Del mismo modo, el 78% de las personas no están al tanto de las retiradas de alimentos para mascotas relacionadas con brotes por patógenos y solo una cuarta parte de los encuestados revela que no considera que los alimentos secos y las golosinas puedan ser fuentes potenciales de estos patógenos. Con relación a las dietas de carne cruda, el 25% alimentan a sus mascotas con alimentos crudos, y la mitad de estos reflejaron que no se lavan las manos después de estas comidas, y además permiten que sus mascotas los laman.


La profesora Feng insiste en que los dueños de las mascotas necesitan más educación sobre la seguridad de los alimentos para animales de compañía y sobre cómo manipular adecuadamente estos alimentos y a sus compañeros, para evitar contagios y posibles enfermedades.


RECOMENDACIONES


Además, da algunos consejos como lavarse las manos con agua y jabón después de preparar la comida de las mascotas, acariciarlas o jugar con ellas, y sobre todo si después se va a preparar comida para personas. También invita a no alimentar a las mascotas con carne cruda y almacenar los alimentos con cuidado para evitar la contaminación cruzada. Por último, recomienda mantenerse al día con las retiradas de alimentos para mascotas y registrar los lotes de alimentos para un posible seguimiento.


"No estamos diciendo que no deba abrazar a su perro, pero debe conocer los riesgos y cómo protegerse contra la posibilidad de contraer una enfermedad", dice Feng. "Conocer el riesgo para su mascota lo convertirá en un dueño de mascota informado y evitará algunas de los riesgos que podrían enfermarlo a usted o a su mascota". 

Archivo