Los grandes beneficiados han sido los hombres. En total, ahora mismo son 12.000 veterinarios y 15.000 veterinarias.

El empleo veterinario crece en el segundo trimestre de 2020

La cifra no sólo supone un incremento de 2.600 ocupados respecto al trimestre anterior, sino que indica el tercer mayor nivel de empleo de la última década en el sector
|

El sector veterinario se recupera tras el descenso en el empleo sufrido en los tres primeros meses del año, coincidiendo con la crisis sanitaria del COVID-19. En el primer trimestre la cifra de empleo veterinario se situaba en 24.400, si bien, ahora presenta mejores cifras que el segundo trimestre de 2019, alcanzando los 27.000 empleos en el sector de las “actividades veterinarias”, 2.600 más que en el primer trimestre de 2020 y 1.500 empleos nuevos respecto al segundo trimestre de 2019, según la última Encuesta de Población Activa (EPA).


La cifra, correspondiente a los meses primaverales (abril, mayo y junio) no sólo supone un incremento de 2.600 ocupados respecto al trimestre anterior, sino que indica el tercer mayor nivel de empleo de la última década en el sector, solo superado por el cuarto trimestre de 2020 y 2018.


Según los datos del INE, los grandes beneficiados han sido los hombres. En este trimestre 1.100 mujeres y 1.600 hombres han encontrado empleo respecto al primer trimestre, pero si comparamos las cifras con el segundo trimestre de 2019, 4.000 mujeres han perdido su empleo y 5.500 hombres se encuentran ahora ocupados. En total, ahora mismo son 12.000 veterinarios y 15.000 veterinarias.


DATOS GENERALES


A nivel general, los resultados de la EPA del segundo trimestre de 2020 reflejan la situación derivada de la pandemia.


La ocupación ha bajado en 1.074.000 personas en el segundo trimestre. Hay que tener en cuenta que esta cifra no incluye a los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con suspensión de empleo que, según la metodología de la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que se aplica en la EPA, se consideran ocupados.


En cambio, la suspensión o reducción de jornada de los trabajadores afectados por ERTE, junto con otros tipos de ausencias al trabajo (como paro parcial por razones técnicas o económicas, o enfermedad, accidente o incapacidad temporal), sí ha tenido reflejo en las horas efectivas de trabajo realizadas, que han disminuido un 22,59% respecto al primer trimestre. Con ello, el número de ocupados que efectivamente han trabajado en el segundo trimestre se reduce a 13.901.000 (el 35,14% de la población de 16 y más años).


Por su parte, el paro ha aumentado en 55.000 personas. La tasa de paro se sitúa en el 15,33%. Hay que tener en cuenta que no todos los que han perdido su empleo han pasado a clasificarse como parados según la definición de la OIT. Una parte considerable ha pasado a la inactividad, categoría que ha aumentado en 1.062.800 personas.

Archivo