"La medicina humana debe tener en cuenta estos resultados porque A. caninum es filogenéticamente similar a las especies de anquilostomas humanos".

La resistencia a medicamentos del anquilostoma canino, un problema emergente

Recientes investigaciones apuntan a la problemática existente sobre la resistencia del parásito Ancylostoma caninum a los antihelmínticos tradicionales
|

El anquilostoma canino, Ancylostoma caninum, es el nematodo intestinal de perros más frecuente e importante de los Estados Unidos. Si bien es cierto que estos parásitos generalmente han estado bien controlados mediante el uso de tratamientos convencionales, en los últimos años el número de perros infectados por anquilostomas ha aumentado drásticamente.


Esta situación parece indicar que ha incrementado la resistencia frente a los antihelmínticos usados habitualmente en su prevención. Por esta razón, un grupo de investigadores, dirigido por Pablo D. Jiménez Castro de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Georgia, han llevado a cabo un estudio sobre la resistencia antihelmíntica de los anquilostomas caninos.


Para llevar a cabo la investigación, los investigadores obtuvieron muestras fecales de tres perros que padecían infecciones persistentes por el nematodo. Con el contenido de las muestras, se infectaron perros de laboratorio, sobre los que se realizaron ensayos de eclosión de huevos y desarrollo larval para detectar resistencia a bencimidazoles y lactonas macrocíclicas respectivamente. En cuanto a la resistencia al pirantel, se midió la reducción de recuento fecal en animales previamente tratados con el producto.


Tras el estudio, pudieron comprobar que existía una relación entre el tratamiento previo y la resistencia a los fármacos. En este sentido, la relación de resistencia en el estudio de eclosión de huevos frente a los bencimidazoles fue de entre 6 y 100 en los animales previamente tratados. Y de entre 5,5 y 69,8 en el estudio de desarrollo larval frente a las lactonas macrocíclicas. Sobre el experimento de la resistencia al pirantel, no hubo cambios significativamente relevantes.


Según los investigadores, estos resultados ponen de manifiesto que existe un problema emergente, ya que los anquilostomas están desarrollando resistencias claras frente a los únicos antihelmínticos aprobados en los Estados Unidos, por lo que puede suponer una enfermedad emergente.


Por otra parte, los expertos afirman: “El estudio señala que, si la resistencia antihelmíntica puede surgir en los anquilostomas caninos, la medicina humana debe tener en cuenta estos resultados porque A. caninum es filogenéticamente similar a las especies de anquilostomas humanos”.

Archivo