Gonzalo Moreno del Val, presidente del Colegio de Veterinarios de Alicante.

Dos propuestas veterinarias entre las medidas para reconstruir Alicante

De las tres medidas propuestas por el Colegio Veterinario de Alicante, finalmente dos han sido elegidas entre 100 proposiciones planteadas por distintas entidades, colegios profesionales y grupos políticos
|

El pasado día 29 de junio tuvo lugar la última reunión de la Subcomisión para la Prevención Sanitaria y la Convivencia Social del Ayuntamiento de Alicante. Esta subcomisión, en la que ha participado Gonzalo Moreno del Val, presidente del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Alicante (Icoval), tenía el objetivo fundamental de poder ofrecer a la Comisión de la Reconstrucción de Alicante, 20 propuestas de actuación para el presente y futuro de la ciudad, en las difíciles circunstancias en que vivimos con la pandemia de la COVID-19. Diez de estas medidas debían encuadrarse en el ámbito de la Prevención Sanitaria, y otras 10 en el de la Convivencia Social.


El presidente de Icoval planteó 3 medidas (Asesoramiento técnico-sanitario para restauración colectiva, enfoque “One Health” para la detección temprana y seguimiento de la pandemia por SARS CoV-2, y programa para garantizar salud y bienestar animal), que se unieron a otras 97 planteadas por las distintas entidades, colegios profesionales, y grupos políticos participantes en esta Subcomisión. En las distintas jornadas celebradas por esta subcomisión se pudo debatir sobre las mismas, y finalmente en la última sesión se votaron y acordaron las 20 propuestas seleccionadas para ser trasladadas a la Comisión de la Reconstrucción de Alicante. Entre las propuestas seleccionadas, figuran dos de las planteadas por el presidente de la entidad colegial.


Como propuesta final única en el ámbito de la Salud Pública, estaría la creación de un servicio de apoyo, orientación, y asesoramiento técnico sanitario para hostelería y restauración, en el que veterinarios y farmacéuticos, expertos en la gestión de sistemas de autocontrol basados en la metodología del sistema de análisis de peligros y puntos críticos en seguridad alimentaria, podría facilitar la adaptación de los establecimientos de restauración colectiva, para evitar al peligro de contagio por el coronavirus COVID-19. Todo ello, gracias a la implementación de una serie de directrices y recomendaciones, con la finalidad de hacer una gestión responsable del riesgo y poder minimizar la posibilidad de contagio por el coronavirus.


Por otro lado, dentro de la propuesta para la Oficina municipal de emergencias y catástrofes, se acordó incluir la propuesta de Icoval para implantar el concepto One health en el seguimiento de la pandemia por SARS CoV2, mediante el establecimiento de un sistema de detección temprana de la evolución de la pandemia por medio de la evaluación del medio ambiente y la salud animal.


Todas estas medidas deberán ser refrendadas y dotadas presupuestariamente en el Pleno municipal de la ciudad que se celebrará próximamente en este mes de julio.

Archivo