Gonzalo Moreno del Val, presidente del Colegio de Veterinarios de Alicante.

El Colegio Veterinario de Alicante concede su I Premio Bienestar Animal

​El colegio ha concedido su premio a la Diputación de Alicante por el control de colonias felinas, a los veterinarios que actuaron en el plan de emergencias tras la DANA y a la AAP Primadomus por su labor en el rescate y rehabilitación de mamíferos exóticos
|

El Colegio de Veterinarios de Alicante (Icoval) ha entregado sus I Premios de Bienestar Animal. El galardón al ‘Mejor proyecto liderado por una institución pública’ recayó en la Diputación de Alicante por el desarrollo del Plan de Esterilización Felina para el control poblacional de colonias de gatos abandonados. El diputado de Medio Ambiente de la corporación, Miguel Ángel Sánchez –quien recogió el premio junto a su predecesor en el cargo, Javier Sendra- se comprometió, dados sus excelentes resultados, a dar continuidad a este proyecto “durante los próximos años”. Junto a ello, Icoval también reconoció ‘la trayectoria individual’ de los dos veterinarios -José Antonio García Navarro y Carmen Martínez Leandro- que velaron por el bienestar animal y asesoraron en materia de salud pública a la Generalitat y al Ayuntamiento de Orihuela en los días posteriores al temporal de la DANA que asoló la Vega Baja en septiembre del año pasado. Y en tercera instancia, reconocieron como el ‘Mejor proyecto de una entidad privada’ a AAP Primadomus, en Villena, por su trabajo en el rescate y rehabilitación de mamíferos exóticos y por su incansable lucha contra el tráfico ilegal y la explotación de estos animales.


El acto fue presentado por el propio presidente del colegio alicantino, Gonzalo Moreno del Val, quien también entregó la primera edición de unos premios que pretenden poner en valor “la conexión existente entre animales y personas, así como las acciones y proyectos más destacados de los veterinarios alicantinos en todos sus ámbitos de actuación”.


“El método de captura, esterilización y suelta (CES) diseñado por la Diputación es un modelo de éxito de colaboración público-privado, que beneficia a los ayuntamientos implicados y que garantiza un trabajo profesional por parte de las clínicas alicantinas”, explicó Moreno del Val en su discurso. “En momentos como éste, sabiendo que la COVID-19 puede afectar a los gatos –aunque no haya prueba de que éstos puedan transmitirlo a las personas-, el control de los animales que conviven con nosotros es especialmente necesario”, advirtió. Y lo es, como explicó, no sólo por la posible afección de este virus a los felinos sino especialmente por los problemas de salud pública, (micosis, parásitos o incluso toxoplasmosis) o de salud animal, que las colonias de gatos abandonados pueden generar, al actuar como reservorio y foco de expansión de enfermedades.


Los galardones también quisieron tener un recuerdo para los damnificados por las inundaciones que asolaron Orihuela en septiembre del año pasado. De ahí que se reconociera la importancia del trabajo clave desarrollado por los dos veterinarios que trabajaron para organizar la atención a los animales domésticos, la recogida de cadáveres de las granjas afectadas con las garantías sanitarias debidas para evitar posibles infecciones y quienes propusieron redoblar los esfuerzos en la inspección de mercadillos de frutas y verduras o las condiciones de seguridad en la que se tendría que realizar el suministro de alimentos frescos a los albergues donde se dio refugio a los desalojados de sus casas.


En tercera instancia, se premió el trabajo que desde 2009 realiza AAP Primadomus en Villena, que comenzó acogiendo en sus instalaciones a primates, que al poco hizo lo propio con otros grandes felinos y que “hoy ya es –en palabras de Moreno del Val- un referente nacional e internacional” por su dedicación al rescate y rehabilitación de estos animales. Su objetivo: evitar que vivan en condiciones indignas, pero también luchar contra el tráfico ilegal o su explotación en circos u otras formas de entretenimiento. En 2019 rescataron 99 animales, de los que 9 eran grandes felinos, 53 primates, y 37 mamíferos de otro tipo. También dispensaron cuidados especializados a 133 animales, principalmente a grandes felinos y primates. A finales de 2019 residían en sus instalaciones 112 animales y encontraron un hogar adecuado, que no es fácil en estos casos, para 12 de ellos.


Icoval 114 menos calidad min

De izq. a dcha.: Marta Merchán, directora de AAP Primadomus; los veterinarios José Antonio García y Carmen Martínez; Gonzalo Moreno del Val, presidente de Icoval; Miguel Ángel Sánchez, diputado de Medio Ambiente y su predecesor, Javier Sendra.

Archivo