Técnicas nucleares para la detección rápida de enfermedades zoonóticas

El nuevo proyecto anunciado tiene como objetivo ayudar a los funcionarios veterinarios y de salud pública a identificar estas enfermedades antes de que se propaguen
|

El director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Mariano Grossi, ha anunciado una iniciativa para fortalecer la preparación global para futuras pandemias como COVID-19. El proyecto, denominado ZODIAC, se basa en la experiencia del OIEA para ayudar a los países en el uso de técnicas nucleares y derivadas de la energía nuclear para la detección rápida de patógenos que causan enfermedades transfronterizas de los animales, incluidas las que se propagan a los humanos. Estas enfermedades zoonóticas matan alrededor de 2.7 millones de personas cada año.


El proyecto de Acción Integrada de Enfermedades Zoonóticas del OIEA (ZODIAC) establecerá una red global para ayudar a los laboratorios nacionales en el monitoreo, vigilancia, detección temprana y control de enfermedades animales y zoonóticas como COVID-19, ébola, influenza aviar y Zika. ZODIAC se basa en la capacidad técnica, científica y de laboratorio del OIEA y sus socios y los mecanismos del Organismo para entregar rápidamente equipos y conocimientos a los países.


El objetivo es hacer que el mundo esté mejor preparado para futuros brotes. “Los Estados miembros tendrán acceso a equipos, paquetes tecnológicos, experiencia, orientación y capacitación. Los tomadores de decisiones recibirán información actualizada y fácil de usar que les permitirá actuar rápidamente”, afirmó Grossi.


Grossi ha explicado que la COVID-19 había expuesto problemas relacionados con las capacidades de detección de virus en muchos países, así como la necesidad de una mejor comunicación entre las instituciones de salud de todo el mundo. Si bien el OIEA ha estado haciendo un trabajo importante para ayudar a los países en estas áreas, como a través de la provisión de pruebas COVID-19, señaló que era “esencial reunir estos diversos hilos en un marco de asistencia coherente e integral”. 


Las técnicas derivadas de la energía nuclear, como las pruebas que utilizan la transcripción inversa en tiempo real-reacción en cadena de la polimerasa (RT-PCR), son herramientas importantes en la detección y caracterización de virus. El OIEA está prestando asistencia de emergencia a unos 120 países en el uso de tales pruebas para detectar rápidamente COVID-19.


Las enfermedades zoonóticas son causadas por bacterias, parásitos, hongos o virus que se originan en animales y pueden transmitirse a los humanos. Muchas de estas enfermedades son tratables si hay medicamentos disponibles, como las infecciones bacterianas por E. coli y brucella. Pero otros tienen el potencial de afectar severamente a los humanos, como el ébola, el SARS y COVID-19.


ZODIAC se basa en la experiencia de VETLAB, una red de laboratorios veterinarios en África y Asia que fue creada originalmente por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el OIEA para combatir la peste bovina. VETLAB ahora apoya a los países en la detección temprana de varias enfermedades zoonóticas y animales, como la peste porcina africana y las plagas de pequeños rumiantes (PPR).


“Alrededor del 70 por ciento de todas las enfermedades en humanos provienen de animales”, apuntó Gerrit Viljoen, jefe de la Sección de Producción y Salud Animal del Programa Conjunto FAO / OIEA de Técnicas Nucleares en la Alimentación y la Agricultura.


ZODIAC tiene como objetivo ayudar a los funcionarios veterinarios y de salud pública a identificar estas enfermedades antes de que se propaguen. “Hemos visto un aumento en el número de epidemias zoonóticas en las últimas décadas: primero el Ébola, luego el Zika y ahora el COVID-19. Es importante controlar lo que hay en el reino animal, tanto la vida silvestre como el ganado, y actuar rápidamente sobre esos hallazgos antes de que los patógenos salten sobre los humanos”, explicó Viljoen.


Siguiendo el concepto de One Health para un enfoque colaborativo multidisciplinario entre las autoridades y especialistas en salud humana y animal, ZODIAC se beneficiará de los únicos laboratorios conjuntos FAO / OIEA y de socios como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).


“Tenemos una capacidad única para proporcionar apoyo y orientación de laboratorio a los países”, aseguró Viljoen, y agregó que ZODIAC, por ejemplo, proporcionará conocimientos técnicos y asesoramiento a los laboratorios sobre el rendimiento de las pruebas y ayudará a las autoridades en la interpretación de los resultados y idear medidas de contención.


ZODIAC también apoyará actividades de I + D para nuevas tecnologías y metodologías para la detección y vigilancia tempranas. En virtud del proyecto, el OIEA mejorará sus capacidades para acoger científicos y becarios de los Estados Miembros en sus laboratorios Seibersdorf fuera de Viena y para realizar investigaciones sobre pruebas inmunológicas, moleculares, nucleares e isotópicas, así como en el uso de irradiación para desarrollar vacunas. contra enfermedades como la gripe aviar.   

Archivo