Armando Solís (izq.), presidente del Colegio Veterinario de Asturias, y Juan Cofiño (drch.), vicepresidente del Principado de Asturias.

Veterinarios y Gobierno asturiano estrechan la colaboración en la vuelta a la normalidad

​Los veterinarios han traslado a las autoridades la imprescindible necesidad de la colaboración de todas las disciplinas sanitarias existentes, uniendo los esfuerzos de la totalidad de los profesionales de la salud
|

El presidente del Colegio de Veterinarios de Asturias, Armando Solís, y el vicepresidente del Principado de Asturias y consejero de Infraestructuras, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño, han mantenido una reunión donde los veterinarios se distinguieron por su eficaz e inmediata colaboración con las autoridades sanitarias durante la crisis.


Un encuentro que se enmarcó en el análisis de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 y en la devolución de competencias en materia sanitaria al Principado, y al resto de comunidades autónomas, el próximo día 22 de junio, tras la extinción de la última prórroga del estado de alarma.


Armando Solís, como representante de la profesión veterinaria en Asturias, pormenorizó con Juan Cofiño el modus operandi del Colegio durante la pandemia y la eficaz e inmediata colaboración con las autoridades sanitarias del Principado y con la Delegación del Gobierno en Asturias, siendo esta última cooperación básica para la interpretación de la prolífica normativa dictada por el Gobierno de la nación y, por tanto, para el correcto ejercicio de la veterinaria durante el estado de alarma.


Solís, además de poner en valor la actuación profesional y humanitaria de los veterinarios asturianos durante la crisis, expuso al vicepresidente del Principado la imprescindible necesidad de la colaboración de todas las disciplinas sanitarias existentes, uniendo los esfuerzos de la totalidad de los profesionales de la salud.


Dicha colaboración, solicitada inclusive por el Colegio de Veterinarios en Sede Parlamentaria, en relación con la puesta en marcha del Plan de Salud del Principado de Asturias, responde al principio “Una única Salud” (One Health), indispensable estrategia global que permitirá lograr una única salud óptima de las personas, los animales y del medio ambiente, dado que todo está interconectado.

Archivo