“Ahora necesitamos resultados diferentes, no hagamos lo mismo de antes”.

Diagnóstico empresarial para salir de la crisis del coronavirus COVID-19

Para salir de esta crisis del COVID-19, las clínicas veterinarias deben hacer un plan de reconstrucción con tres grandes objetivos​
|

Desde hace muchos años vivimos en un entorno VUCA (Volátil, Incertidumbre, Complejo, Ambiguo), nadie aventuraba que nuestras vidas cambiaran tanto y de manera tan radical desde el 14 de marzo de este año, tanto para nuestros clientes como para nuestros trabajadores y nosotros mismos como empresarios. Y aunque poco a poco se va recuperando la normalidad “anormal”, es preciso hacer un plan de reconstrucción de nuestra clínica.


Han cambiado nuestros clientes, hemos cambiado nosotros y ha cambiado el entorno. Las empresas exitosas y las que mejor saldrán de esta crisis serán aquellas que construyan su futuro y eso es leer hacia dónde va el mercado y elaborar servicios y productos que necesiten nuestros clientes actuales y potenciales.


Este plan debe de cumplir 3 grandes objetivos:


1. Solucionar los problemas actuales de nuestros clientes a corto plazo.

2. Solucionar nuestros problemas actuales como empresa a corto plazo.

3. Asegurar la viabilidad de la empresa (clínica veterinaria)


Nosotros estamos trabajando ya en Rentabilidad Veterinaria con algunas clínicas veterinarias en este sentido, desarrollando estos planes de contingencias para salir de la crisis.


La metodología consiste en 10 pasos sucesivos:


1. Calcular la caja disponible.

2. Definir el plazo que debe abarcar el plan.

3. Nombrar el propio plan.

4. Estudio diagnóstico de la clínica en base a unos pocos indicadores.

5. Enfoque estratégico.

6. Equipo de trabajo (personal interno y externo).

7. Plan de actuación (Objetivos, Estrategia y Plan de acciones).

8. Comunicación e involucración del equipo.

9. Ejecución del plan.

10. Seguimiento, control y toma de decisiones.


Las principales áreas sobre las que trabajamos conjuntamente con nuestros clientes son:


  1. Clientes.
  2. Proveedores.
  3. Finanzas.
  4. Recursos humanos.
  5. Gestión interna (Procesos y procedimientos).
  6. Competencia.


REFLEXIONES


Tomar decisiones es lo más complejo y complicado para cualquier empresario, pero es necesario. Si no sabes, puedes o dudas, busca el apoyo de personal externo cualificado y que conozca el sector.


Reestructurar el modelo de negocio o la empresa es mirar al futuro, no es un paso atrás.


Adaptarse a los cambios es la mejor forma de reescribir tu futuro.


Céntrate en lo que realmente sabes hacer y te gusta, ser veterinario;  y externaliza (contrata externamente; son gatos variables que puedes cortar cuando quieras) todo aquello que no sepas, no te gusta y que es fundamental para tu negocio.


Hay que redefinir procesos y procedimientos.


Despedir o solicitar un ERTE no es un fracaso de la empresa, es asegurar puestos de trabajo futuros.


Márcate unos objetivos realistas.


Utiliza 2-3 escenarios para hacer tu planificación.


Una disminución de los ingresos sino no van paralelas a una disminución de los costes y gastos, puede llevarte a perder dinero, tener dificultades económicas  e incluso a cerrar tu clínica.


Digitaliza todo lo que puedas si no quieres perder competitividad.


Por último, refraseando a algo que dijo Einstein en su tiempo y que ahora modifico yo, con su permiso: “Ahora necesitamos resultados diferentes, no hagamos lo mismo de antes”.

Archivo