De izq. a drch.: el vicepresidente Víctor Manuel Álvarez, el presidente José Fernández, y el secretario general José Antonio Santos.

El sindicato veterinario asturiano pide no bajar la guardia frente a la COVID-19

Los veterinarios recuerdan que los datos favorables de fallecidos actuales provienen de los contagios ocurridos semanas atrás, y que los fallos en prevención de hoy tardaremos en verlos pero llegarán si no lo hacemos bien
|

Con el avance de la desescalada, el Sindicato Veterinario Profesional de Asturias (Sivepa) está observando con preocupación cómo la ciudadanía parece ir relajando progresivamente las medidas de prevención, seguramente alentados por los favorables datos de contagios y fallecimientos de COVID 19 publicados cada día.


Ateniéndonos a los datos publicados por el Ministerio de Sanidad, una persona que se infecte hoy empezará a contagiar a los demás dentro de 3 días, no tendrá síntomas hasta dentro de 5 o 6 y habitualmente sus síntomas no serán lo suficientemente graves como para necesitar asistencia, si es que la necesita, hasta dentro de 12 a 14 días. Hasta la fecha, muchos de los casos con síntomas leves se mantienen en cuarentena en sus domicilios y no se les viene haciendo prueba alguna salvo que necesiten asistencia. En el caso de realizar PCR de COVID 19 se requieren 24 horas más para obtener el resultado. "Todo esto indica que es razonable esperar que la mayoría de los nuevos infectados declarados hoy, procedan de contagios acontecidos 15 o 20 días atrás", explican.


Algo parecido ocurre con los fallecidos ya que, desde que una persona se infecta hasta que lamentablemente, en algunos casos, muere, requiere normalmente de 3 a 9 semanas, con periodos de hospitalización considerables que rondan con facilidad más de un mes. Así, también señalan que es razonable esperar que los fallecidos que hoy se anuncian, procedan en gran medida de contagios acontecidos  30 o 40 días atrás, o incluso más.


Sin embargo, desde Sivepa apuntan que "estas cuestiones no son tenidas en cuenta fácilmente por nuestro cerebro y, el común de los mortales tiende a relacionar los datos favorables que se publican a día de hoy con nuestro comportamiento y nuestras prácticas actuales, y esto no es así", advierten. 


En este sentido, están detectando como muchos de los veterinarios de salud pública, que normalmente están acostumbrados a evaluar cuestiones de bioseguridad contra todo tipo de patógenos, y que durante esta crisis han estado vigilando las medidas de prevención frente a la COVID 19 principalmente en establecimientos alimentarios, ven con preocupación cómo parece que muchas de estas medidas se relajan y otras ni siquiera se han llegado a aplicar adecuadamente en algunos negocios, sectores o actividades ciudadanas.


"Quizá esto sólo se deba a una deficiente información y formación de la ciudadanía que hay que mejorar, pero puede que también esté influyendo esta percepción engañosa de que los casos y los fallecidos de hoy se deben a nuestras prácticas actuales. Por eso queremos señalar que los fallecidos de hoy es esperable que se deban mayormente a contagios que se dieron cuando estábamos aún en confinamiento. Lo que estemos haciendo mal estas semanas lo veremos en forma de fallecidos probablemente a partir mediados de julio. Tengamos precaución y no bajemos la guardia", recomiendan.

Archivo