Junta Ejecutiva Permanente de la Organización Colegial Veterinaria.

Los veterinarios seguirán colaborando para evitar contagios y un posible rebrote

La Organización Colegial Veterinaria informa que estrecharán la colaboración con diferentes sectores “donde la presencia del veterinario sea necesaria en áreas de preservar la salud pública y la sanidad”
|

La última reunión de la Junta Interterritorial de la Organización Colegial Veterinaria (OCV) tuvo lugar el pasado jueves, mediante videoconferencia, por espacio de unas tres horas, y contó con la presencia de todos los representantes autonómicos. Por parte del Consejo General estuvieron su presidente, Luis Alberto Calvo; el secretario general, Rufino Rivero, y el representante de la Junta Ejecutiva Permanente, Juan Antonio Vicente.


Todos los asuntos abordados estuvieron relacionados con la COVID19. Entre los más destacados fue la intención de seguir insistiendo en el ofrecimiento de los veterinarios para aportar sus conocimientos en los trabajos de ‘reconstrucción’ o similares que comiencen a partir de ahora, “para que sean realmente efectivos”, indican en declaraciones a Diario Veterinario.


Para que esto se lleve a cabo tienen pensado “estrechar la colaboración con diferentes sectores donde la presencia del veterinario sea necesaria en áreas de preservar la salud pública y la sanidad”. Entre esos sectores destacan la hostelería y la industria agroalimentaria, ambos con una gran repercusión económica en España, donde la figura del veterinario ya está presente y es imprescindible, “pero de los que se tienen que ir trabajando de manera más exhaustiva para evitar contagios y un posible rebote de la pandemia a finales de año”.


Según comentan a este medio, algunas de las secciones donde se fomentarán las medidas de los trabajos de restauración serán en instalaciones, personal y gestión con los clientes, a través de acciones como el respetar las medidas de seguridad, tener EPIS, control de zonas de uso común, refrigeración y cuidado de la manipulación de alimentos etc. De esta manera, “la formación es esencial tanto a los veterinarios como a los empleados de cada área de trabajo con el objetivo controlar y reforzar las medidas de seguridad complementarias”, apuntan.


Asimismo, todos los presidentes destacaron y reconocieron el trabajo y dedicación ejemplares que ha mantenido el colectivo veterinario en toda España desde el inicio del estado de alarma, “con una profesionalidad evidente que ha sido de capaz de mantener la cadena alimentaria y el abastecimiento de la población, gracias a su papel de vigilancia y seguridad en este ámbito, y de seguir trabajando a diario en otras facetas igual de importantes, como la sanidad y el bienestar animal, la salud pública y la investigación”.


También resaltaron la constante voluntad de colaboración con las autoridades, especialmente las sanitarias, al mismo tiempo que lamentaron la ausencia de epidemiólogos veterinarios en los comités científicos -salvo excepciones- creados para contener la pandemia, “cuando hay expertos de solvencia contrastada en nuestra profesión para asesorar a las administraciones en esta difícil tarea de control de los contagios, y profundizar en la importancia de la prevención”.


Por último, Luis Alberto Calvo, presidente de la OCV, remarcó que “los veterinarios salimos reforzados tras esta crisis. Hemos cumplido nuestro deber con la ciudadanía, hemos demostrado nuestra condición de sanitarios y, de alguna manera, la sociedad ya conoce un poco mejor nuestros cometidos, que van más allá de la clínica de animales”.

Archivo