El 71% de los españoles continúan preocupados por las consecuencias del brote del coronavirus en sus negocios.

Coronavirus: El 71% de los veterinarios españoles continúan preocupados por sus negocios

​Además, la cuarta encuesta elaborada por CM Research revela preocupantes niveles de estrés y un gran aumento de las cargas de trabajo en los veterinarios, que pueden derivar en un efecto duradero
|

La consultora CM Research, agencia de investigación de mercado especializada en el sector veterinario y propietarios, ha publicado los resultados de la cuarta oleada comprendida entre el 15 de mayo y el 21 de mayo sobre el impacto de la pandemia originada por la COVID-19 en las clínicas veterinarias de todo el mundo.


Este informe ha sido elaborado entre diversos grupos de veterinarios de EE. UU. (177 en la primera, 161 en la segunda, 187 en la tercera y 134 en la cuarta), Australia (80, 83, 69 y 65), Reino Unido (208, 183,182 y 139), Alemania (133, 114, 104 y 88), Francia (125, 109, 112 y 105), Italia (140, 91, 111 y 105), España (193, 129, 106 y 103) y Canadá (100 y 45).


Los resultados alcanzados en las dos primeras encuestas pusieron de relieve el gran impacto que la pandemia estaba teniendo en los veterinarios y sus prácticas ante la falta de ingresos y el continuo descenso de clientes en las clínicas, no obstante, en la tercera encuesta comenzaba a notarse una leve recuperación en el número de clientes. Los últimos datos revelan como los centros veterinarios muestran signos de adaptabilidad a los desafíos presentados por la COVID-19, a pesar de que la preocupación mostrada en los últimos informes junto al estrés sigue estando presente, causado en mayor medida por las altas cargas de trabajo, “pudiendo tener a su vez un efecto duradero en los veterinarios, algunos de los cuales han decidido ahora dejar la profesión”, apuntan.


El informe destaca que la preocupación personal respecto al coronavirus va disminuyendo, pero la preocupación profesional, aunque va bajando, sigue siendo más que la personal, sobre todo en España y Reino Unido. El 71% de los españoles continúan preocupados por las consecuencias del brote del coronavirus en sus negocios.


Sin tu00edtulo


Los veterinarios anticipan una mejora en sus centros veterinarios durante las dos próximas semanas, especialmente en el Reino Unido, Francia, Italia, Australia y Canadá. Mientras que algunos veterinarios en Alemania y EE. UU. prevén que la situación se mantendrá sin cambios a largo plazo. En España, el 37% de los encuestados sigue mostrando una percepción negativa ante esta situación, a pesar de una bajada significativa de la preocupación respecto al último estudio.


Respecto a los servicios de telemedicina y los pagos online, solo han sido realmente aceptados por los veterinarios del Reino Unido con un 92% y en Canadá un 78%.


Por otra parte, se muestran algunos signos reales de recuperación, particularmente en Francia y España, dónde se han aliviado más las medidas del confinamiento en comparación con la última encuesta. Además, ha habido alguna mejora en los medicamentos y suministros médicos desde el último informe.


DATOS DE ESPAÑA


Los veterinarios españoles son los profesionales que brindan un mayor asesoramiento sobre las consecuencias del coronavirus a clientes en las consultas y a través del sitio web o redes sociales.


En cuanto al número de consultas vía telefónica, es junto a Italia, el país que mayor apoyo ofrece a sus clientes, mientras que el uso dedicado de plataformas de telemedicina sigue siendo escaso. Ante la falta de plataformas de telemedicina, los veterinarios españoles han optado por usar Skype.


Asimismo, reconocen que el apoyo y asesoramiento recibido en estos meses, como “seminarios web y consejos sobre cómo actuar con respecto a la limpieza y gestión de la entrada de clientes en la clínica, respetando las medidas sanitarias impuesto por el gobierno”, les ha servido de gran utilidad para afrontar el brote del coronavirus, confiesa uno de los veterinarios españoles que ha participado en el estudio.


Por otra parte, es destacable que el estrés, la preocupación y la frustración persisten. “La situación actual está bien, pero hay una tremenda preocupación por la incertidumbre que habrá en unos pocos meses”, o “con los problemas económicos que vendrán, será peor”, son algunos de los comentarios de los los profesionales veterinarios de España. 

Archivo