La peste porcina africana continúa propagándose por Europa del Este y Asia, con más de siete millones de cerdos muertos en todo el mundo en 2019.

La vacuna contra la peste porcina africana mucho más cerca

​La vacuna contra la peste porcina africana del Instituto Pirbright ha protegido al 100% de los cerdos del desarrollo de enfermedades graves tras una dosis letal del virus de la PPA
|

Los científicos del Instituto Pirbright están un paso más cerca en la carrera para desarrollar una vacuna vital para la peste porcina africana (PPA). En su reciente ensayo, publicado en Vaccines, el 100% de los cerdos inmunizados con la nueva vacuna sobrevivieron a una dosis letal del virus de la PPA.


La PPA causa fiebre, pérdida de apetito, vómitos y diarrea sanguinolenta en cerdos y jabalíes, con tasas de mortalidad que alcanzan el 100%. La enfermedad continúa propagándose por Europa del Este y Asia, con más de siete millones de cerdos muertos en todo el mundo en 2019 e interrumpiendo los sistemas comerciales que están entrelazados con la industria porcina. Sin una vacuna comercial disponible, las medidas estrictas de bioseguridad y el sacrificio de animales susceptibles son los únicos métodos disponibles para controlar la PPA.


El equipo de Pirbright ha desarrollado una vacuna vectorizada, que utiliza un virus no dañino (el vector) para administrar ocho genes estratégicamente seleccionados del genoma del virus PPA (ASFV, por sus siglas en inglés) en las células del cerdo. Una vez dentro de la célula, los genes producen proteínas virales que preparan a las células inmunes del cerdo para responder a una infección por PPA. Todos los cerdos que fueron inmunizados con la vacuna estaban protegidos ante enfermedades graves después del desafiío a la exposición de una cepa de ASFV que de otro modo sería mortal, aunque, según apuntan, se desarrollaron algunos signos clínicos de enfermedad.   


Chris Netherton, jefe del Grupo de Vacunología de la PPA de Pirbright , explica que “es muy alentador ver que los genes que hemos seleccionado pueden proteger a los cerdos contra la PPA. Aunque los cerdos mostraron signos clínicos de infección después del desafío con el virus, nuestro estudio ha demostrado por primera vez que una vacuna vectorizada contra la PPA es una posibilidad real”.


Este tipo de vacuna también permitirá la diferenciación de animales infectados de aquellos que han recibido una vacuna (DIVA). Esta es una característica importante, ya que permite establecer programas de vacunación sin sacrificar la capacidad de comerciar.


“Nuestro próximo paso será descubrir los mecanismos detrás de cómo las proteínas producidas por los genes del virus estimulan el sistema inmunitario para que podamos refinar y agregar a los incluidos en la vacuna para mejorar la eficacia”, agrega Netherton.


Por su parte, Christine Middlemiss, directora veterinaria del Reino Unido, subraya que “este es un avance muy alentador y significa que estamos un paso más cerca de salvaguardar la salud de nuestros cerdos y el papel de la industria en el suministro mundial de alimentos contra la peste porcina africana”.

Archivo