Las mielopatías toracolumbares y las lesiones de la columna vertebral ocurren con frecuencia en los carlinos.

Un estudio analiza los problemas toracolumbares en carlinos

Investigadores han estudiado las cualidades clínicas y neuropatológicas de los carlinos con mielopatía toracolumbar de larga duración
|

Las mielopatías toracolumbares y las lesiones de la columna vertebral ocurren con frecuencia en los carlinos. Por ello, un conjunto de investigadores de Suecia, Alemania y Noruega han realizado un estudio con el objetivo de caracterizar aún más las cualidades clínicas y neuropatológicas de los carlinos con mielopatía toracolumbar de larga duración.


Se incluyeron en el estudio treinta carlinos de pura raza con antecedentes de más de un mes de ataxia y paresia de las extremidades pélvicas, lo que sugiere una mielopatía localizada en la médula espinal toracolumbar.


Los animales se sometieron a un examen neurológico completo y estudios “post mortem” macroscópicos e histopatológicos con enfoque en la médula espinal. La tomografía computarizada (n = 18), la resonancia magnética (n = 17) y el análisis del líquido cefalorraquídeo (n = 27) se realizaron antes o inmediatamente después de la muerte.


RESULTADOS


Veinte machos y diez hembras tenían una edad media de inicio clínico de 7 años. Los perros afectados presentaron un curso clínico progresivo y el 80% fueron incontinentes. Hubo fibrosis meníngea circunferencial con concomitante focal, malácica, y destrucción del neurorenquima en la médula espinal toracolumbar en 24/30 carlinos. Las lesiones vertebrales acompañaron a la lesión focal de la médula espinal, y hubo inflamación del linfoma histiocítico asociado o no a la lesión parenquimatosa en el 43% de los perros.


CONCLUSIONES


La fibrosis meníngea con destrucción focal de la médula espinal asociada y lesiones vecinas de la columna vertebral fueron hallazgos comunes en los carlinos con mielopatía toracolumbar de larga duración.

Archivo