Las cardiomiopatías son un grupo heterogéneo de trastornos del miocardio a menudo de etiología desconocida, y ocurren comúnmente en gatos.

Directrices para el diagnóstico y manejo de cardiomiopatías en gatos

Las cardiomiopatías ocurren comúnmente en gatos. Mientras que en algunos gatos pueden ser bien toleradas, en otros puede resultar en insuficiencia cardíaca congestiva, tromboembolismo arterial o muerte repentina
|

Las cardiomiopatías son un grupo heterogéneo de trastornos del miocardio a menudo de etiología desconocida, y ocurren comúnmente en gatos. En algunos gatos son bien toleradas y se asocian con una esperanza de vida normal, pero en otros gatos pueden provocar insuficiencia cardíaca congestiva, tromboembolismo arterial o muerte súbita.


La clasificación de la miocardiopatía en los gatos puede ser un desafío, por ello el American College of Veterinary Internal Medicine ha publicado recientemente unas directrices para la clasificación, diagnóstico y gestión de cardiomiopatías en gatos. “Describimos un sistema de clasificación basado en la estructura y función cardíacas (fenotipo). También presentamos un sistema de estadificación para la miocardiopatía que incluye la subdivisión de gatos con miocardiopatía subclínica en aquellos con bajo riesgo de complicaciones potencialmente mortales y aquellos con mayor riesgo. Ofrecemos recomendaciones para el enfoque de diagnóstico y estadificación de las cardiomiopatías, así como para el manejo en cada etapa”, indican.


En esta declaración de consenso han esbozado un enfoque para el diagnóstico y el tratamiento que debería ser accesible tanto para los profesionales generales como para los especialistas. Algunas de las nuevas recomendaciones son que “la clasificación de la miocardiopatía debe centrarse en el fenotipo, pero la estadificación es más importante para el tratamiento que el tipo de miocardiopatía”. Además, los expertos señalan que la ecocardiografía es una herramienta muy poderosa que puede proporcionar información valiosa, pero incluso un simple examen focalizado de ultrasonido en el punto de atención puede ser realizado por profesionales no especializados para identificar gatos con alto riesgo de CHF (insuficiencia cardíaca congestiva) o ATE (tromboembolismo arterial), o aquellos que ya presentan CHF.


Asimismo, proporcionan recomendaciones basadas en la evidencia sobre el diagnóstico y el tratamiento de las cardiomiopatías según la etapa.

Archivo