Higos secos.

Nuevos datos sobre la carcinogenicidad de la ocratoxina A en alimentos

​EFSA ha actualizado su opinión científica sobre los riesgos para la salud pública de la ocratoxina A basándose en su carcinogenicidad
|

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) ha publicado una opinión científica sobre los riesgos para la salud pública relacionados con la presencia de ocratoxina A (OTA) en los alimentos, una micotoxina producida naturalmente por mohos que se puede encontrar en una variedad de alimentos, incluidos cereales, carnes en conserva, frutas frescas y secas, y queso.


Nuevos datos disponibles desde la última evaluación en 2006 sugieren que la OTA puede ser genotóxica al dañar directamente el ADN. Los expertos también confirmaron que puede ser cancerígeno para el riñón. Por lo tanto, los expertos calcularon un margen de exposición (MOE). Esta es una herramienta utilizada por los evaluadores de riesgos para considerar posibles problemas de seguridad derivados de la presencia en alimentos y piensos de sustancias que son genotóxicas y cancerígenas.


En su opinión anterior, la EFSA estableció una ingesta semanal tolerable (TWI) basada en la toxicidad y la carcinogenicidad del riñón.


Los expertos ahora han utilizado un enfoque más conservador al calcular el MOE y concluyeron que existe un problema de salud para la mayoría de los grupos de consumidores. El asesoramiento científico de la EFSA informará a la Comisión Europea en el debate en curso sobre los niveles máximos de OTA en los alimentos.


La EFSA consultó a las partes interesadas y a las diferentes partes sobre su proyecto de opinión y los comentarios recibidos fueron considerados al finalizarlo.

Archivo