El veterinario, clave en la promoción del bienestar animal

Las organizaciones AVMA-FVE-CVMA han adoptado un documento de posición revisado sobre el papel de los veterinarios en la promoción del bienestar animal
|

La Federación de Veterinarios de Europa (FVE), la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA) y la Asociación Médica Veterinaria de Canadá (CVMA) reconocen que los animales son capaces de experimentar estados (o sentimientos) físicos y emocionales positivos a la comodidad y al placer, entre otros, así como a estados negativos, como el dolor, el miedo y la frustración. Por consiguiente, señalan que los animales merecen el cuidado, la consideración y el respeto apropiados; es decir, los animales deben experimentar una buena vida y una muerte humana.


“Existen expectativas tanto sociales como profesionales para que los veterinarios proporcionen liderazgo en el bienestar animal a través de acciones que estimulen y contribuyan al discurso público, generen confianza en la comunidad y apoyen el consenso de la comunidad con respecto al uso, cuidado y tratamiento adecuado de los animales. Los veterinarios también pueden compartir conocimientos para promover y apoyar las normas y prácticas de cuidado animal centradas en el bienestar”, indican en la revisión del documento de posición.


AVMA, FVE y CVMA explican que los veterinarios, como profesionales informados y responsables, tienen el deber de aprovechar las múltiples oportunidades para abogar por el bienestar animal a nivel individual y comunitario.


En este sentido, señalan atributos que convierten al profesional veterinario en socios valiosos y defensores efectivos del bienestar animal.


Algunos de estos atributos son un sólido conocimiento basado en la ciencia con respecto a la salud y la cría de animales, así como la competencia en la aplicación técnica, práctica y ética de ese conocimiento; empatía para abogar por el uso apropiado de los animales; acceso directo a los animales, los entornos en los que se alojan y las personas que los poseen o los cuidan; o las interacciones regulares con otras personas y organizaciones responsables directa e indirectamente del bienestar animal.


El establecimiento, la implementación y el apoyo de principios y estándares diseñados para mejorar continuamente el bienestar animal es una dinámica compleja que involucra las necesidades de los animales, las necesidades humanas, las expectativas de la sociedad y las preocupaciones ambientales y de sostenibilidad.


“Las acciones empleadas para mejorar el bienestar animal deben ser informadas por consideraciones veterinarias, etológicas, ecológicas, económicas y éticas. Los veterinarios son, y deben esforzarse continuamente por ser, los principales defensores del bienestar animal en una sociedad en constante evolución”, concluyen.

Archivo