Cantabria concluye con éxito la prueba de seguimiento ganadero de la brucelosis

​Asimismo, informan que continúan con las actuaciones de la campaña ordinaria de saneamiento ganadero que se vieron interrumpidas por la declaración en marzo del estado de alarma
|

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de Cantabria ha informado que continúa con sus campañas de saneamiento ganadero tras concluir con éxito, y sin incidencias, la prueba de seguimiento de brucelosis que posibilita el aprovechamiento de pastos comunales a las explotaciones. Unas pruebas que se ha realizado en 1.243 explotaciones a más de 43.000 reses y que hay repartidas en 29 municipios de la región.


Esta campaña de seguimiento se ha realizado sobre el 85% del total de reses previstas, debido a que en algunas explotaciones de Pesaguero, Cabezón de Liébana, Cillorigo de Liébana y Vega de Liébana, que practican la trashumancia a otras comunidades autónomas, no se han realizado todavía para adecuar su periodo de validez a la fecha de los desplazamientos previstos, de acuerdo con lo establecido en el Programa Nacional.


El consejero, Guillermo Blanco, ha destacado la baja incidencia de reaccionantes positivos en relación al año pasado de esta prueba que, aunque todavía está pendiente de la obtención de algunos resultados, muestra un descenso de aproximadamente un 25%.


De igual forma, ha puesto en valor la agilización de la recuperación de las calificaciones sanitarias y el hecho de que la prueba se haya realizado sin incidencias y en el plazo previsto, lo que, a su entender, "repercutirá de forma favorable en el aprovechamiento de los pastos comunales".


También permitirá, ha continuado, "la reanudación de las actuaciones que estaban previstas realizarse en marzo y en abril pero que finalmente no se llevaron a cabo por la declaración del estado de alarma ante la propagación del coronavirus en España".


Dada la excepcionalidad de la situación, las actuaciones que se han llevado a cabo se han realizado con la máxima precaución para que la permanencia del personal veterinario para desarrollar su labor en los municipios afectados haya sido por el tiempo mínimo imprescindible.


Unas medidas de seguridad sanitarias que se mantendrán en las sucesivas actuaciones porque, según Blanco, "estos momentos, la preservación de la salud está por encima de todo e iremos restableciendo la normalidad a medida que la situación sanitaria en el país lo permita".


El consejero ha subrayado la importancia de estas actuaciones para facilitar el acceso del ganado a pastos de aprovechamiento comunal en primavera, así como a aquellas pruebas necesarias para la recuperación de la calificación sanitaria de las explotaciones, además de las pruebas sanitarias obligatorias para la venta de animales y los movimientos de trashumancia.


Blanco ha agradecido a los ganaderos cántabros la predisposición y colaboración mostrada en todo momento para que estas actuaciones se hayan podido llevar a cabo en la situación "tan complicada" que ha generado el coronavirus en la región.


Finalmente, ha insistido en el compromiso de la Consejería de colaborar y ofrecer toda su ayuda a las organizaciones profesionales agrarias y cooperativas de la región para atender sus necesidades y conocer la preocupación de los profesionales.


El Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, sigue atendiendo, a través del servicio de oficinas comarcales, las consultas y peticiones del sector, realizando, entre otras actuaciones, la gestión de las guías veterinarias, las ayudas agrarias, las consultas especializadas y el servicio veterinario.

Archivo