Destacan el uso temporal de tubos de traqueotomía después de cirugía del síndrome de la vía aérea obstructiva braquicéfala

El autor del estudio señala que “en un entorno clínico apropiado”, la colocación temporal de un tubo de traqueotomía después de una cirugía del síndrome de las vías aéreas obstructivas braquicéfalas tiene un buen pronóstico para la mayoría de los pacientes
|

Un nuevo estudio ha demostrado que la colocación de tubos de traqueotomía temporales después de una cirugía multinivel de las vías respiratorias para el síndrome de las vías aéreas obstructivas braquicefálicas (BOAS) es útil para controlar la obstrucción posoperatoria de las vías respiratorias y tiene una baja tasa de mortalidad.


El resultado de la colocación temporal del tubo de traqueotomía después de la cirugía para el síndrome de la vía aérea obstructiva braquicefálica en 42 perros se realizó en el Hospital Veterinario Dick White Referrals de Reino Unido. De las prácticas clínicas se obtuvieron una serie de casos retrospectivos de perros que tenían un tubo de traqueotomía temporal colocado en el período postoperatorio después de la cirugía para BOAS.


De los 42 perros, 11 tenían un tubo de traqueotomía colocado de forma electiva y 31 tenían uno colocado como emergencia. La tasa general de complicaciones postoperatorias en el estudio fue del 95%. La tasa de complicaciones menores, definida como resultado de un compromiso no observable del estado clínico y/o autolimitado, como una tos, fue del 71%. La tasa de complicaciones mayores, definida como el resultado de un daño perceptible para el paciente, como la cianosis y la disnea, fue del 83%. Se clasificaron 41/42 perros con un manejo exitoso del tubo de traqueotomía.


Marius Stordalen, autor principal del estudio, señala que, “contrariamente a lo que se había pensado anteriormente, este manuscrito muestra que, en un entorno clínico apropiado, la colocación temporal de un tubo de traqueotomía después de una cirugía del síndrome de las vías respiratorias obstructivas braquicéfalas tiene un buen pronóstico para la mayoría de los pacientes”.


Por otra parte, el veterinario Nick Jeffery, explica que, “si bien la tasa de mortalidad general fue baja después de la colocación de un tubo de traqueotomía en el postoperatorio, hubo una tasa de complicaciones general alta. Este hallazgo demuestra la necesidad de un monitoreo continuo y cuidados intensivos para los pacientes después de la colocación de tubo de traqueotomía”.

Archivo