El laboratorio de Sanidad Animal de León analizará pruebas de COVID-19

​La Junta de Castilla y León autoriza al Laboratorio Regional de Sanidad Animal que lleve a cabo pruebas del coronavirus COVID-19. Asimismo, próximamente habrá acuerdo para realizar pruebas PCR a través del laboratorio de la Facultad de Veterinaria
|

La Gerencia Regional de Salud de Castilla y León ha autorizado, tras la aprobación de la encomienda de gestión en Consejo de Gobierno, a la Dirección General de Producción Agropecuaria de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural para la realización de pruebas analíticas de detección del virus COVID-19. Este departamento estudiará las muestras que le sean remitidas por centros sanitarios del Servicio de Salud de Castilla y León.


Esta medida se alcanza basada en el hecho de que tanto el Centro Europeo de Control de Enfermedades como la Organización Mundial de la Salud (OMS) han establecido como estrategias fundamentales para frenar la pandemia por COVID-19 el confinamiento y la realización de pruebas de laboratorio. “Y por lo tanto, es necesario reforzar esta última acción tanto como sea posible, con el fin de complementar la labor que están llevando a cabo en los centros y establecimientos del sistema sanitario de la Comunidad y lograr, de este modo, la realización del mayor número posible de pruebas en el menor tiempo posible”, señalan.


Por ello, y teniendo en cuenta que el Laboratorio de Sanidad Animal de la Dirección General de Producción Agropecuaria dispone de los recursos materiales y humanos requeridos para realizar análisis de muestras por la técnica de reacción en cadena de polimerasas (PCR), se analizarán en él las muestras que se determinen de entre las obtenidas en las áreas de salud de León y El Bierzo.


Con este mismo objetivo de ampliar la capacidad de trabajo analítico, próximamente se firmarán dos convenios de colaboración, uno con la Universidad de León y otro con las universidades de Valladolid y Burgos y el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACYL). Acuerdos destinados a la realización también de pruebas PCR a través del laboratorio de la Facultad de Veterinaria y del laboratorio de Bioseguridad BSL3, respectivamente.


Para llevar a cabo el proceso aprobado hoy, el Sistema Regional de Salud se responsabilizará de la provisión de los kits, reactivos, materiales y otros consumibles necesarios para el desarrollo de las pruebas, así como de los equipos de protección individual necesarios para realizarlas. Asimismo, correrá con los gastos de adquisición del material y medios utilizados para la gestión de los residuos resultantes.


Por su parte, corresponden a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural los gastos de personal y mantenimiento de las instalaciones y equipos, así como garantizar el correcto funcionamiento general del laboratorio. Esta actividad se ejecutará durante los seis meses posteriores a la publicación de esta decisión en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCYL), con posibilidad de prórroga sucesiva y automática, salvo determinación contraria.


En la actualidad, en Castilla y León se realizan dos tipos de test para detectar el virus COVID-19: uno de ellos es la PCR en exudado naso faríngeo, para el que se requieren unas cuatro horas y media y que solo puede hacerse en laboratorios equipados y por parte de personal especializado; y los test de anticuerpos en sangre capilar, que se llevan a cabo con un pinchazo en el dedo. Con estos últimos se obtienen resultados en 15 minutos y pueden realizarse fuera del laboratorio, pero tienen una menor sensibilidad y es fundamental su uso combinado con las pruebas PCR para confirmar casos dudosos de enfermedad.

Archivo