Santiago Vega, catedrático de Sanidad Animal de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

COVID-19 es una zoonosis, “y si hay una profesión que sepa de zoonosis es la Veterinaria”

​Santiago Vega, catedrático de Sanidad Animal de la Universidad CEU Cardenal Herrera, explica que la formación de los veterinarios los convierte en expertos para evitar que entre un agente infeccioso en las explotaciones
|

El catedrático de Sanidad Animal de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Santiago Vega, en declaraciones para la propia Universidad, defiende la necesidad de afrontar esta pandemia bajo el concepto One Health, “hay una sola salud, y esa salud debe ser abordada por todos los profesionales de las carreras que tienen que ver con esas tres patas del concepto: animales, personas y medio ambiente donde interaccionan y se desenvuelven”.


El experto pone en valor la implicación de la Veterinaria en esta crisis, pero además ha recordado que la COVID-19 es una zoonosis, “y si hay una profesión que sepa de zoonosis, es la Veterinaria. Los veterinarios estamos formados en bioseguridad y biocontención de las infecciones, constantemente lo hacemos en las granjas, donde nuestro papel consiste en tomar las medidas más adecuadas para que no entre un agente infeccioso en la explotación. Somos expertos”.


Por ello, se muestra sorprendido ante la ausencia de veterinarios en el Comité Técnico Nacional del coronavirus, “resulta difícil entender que en España todavía no se haya incorporado ningún veterinario en el comité nacional, si bien en algunas comunidades como Castilla-León sí han tenido en cuenta esta figura, y han incorporado al presidente de la Academia de Ciencias Veterinarias de Castilla y León, Elías Rodríguez Ferri, experto en Microbiología”.


CONTENCIÓN, HIGIENE Y MUCHOS TEST


Vega apunta a la contención, higiene y muchos test para detectar a los asintomáticos como las claves para hacer frente a la pandemia, “pienso que hemos perdido la oportunidad de enseñar a la población a usar las medidas de biocontención. Nos dijeron que había que ponernos guantes, pero no nos dijeron ni cómo ni para qué. Nos dijeron que había que ponernos mascarillas, y no nos dijeron ni cómo ni para qué. Las medidas de biocontención, la higiene, el lavado de manos, evitar las concentraciones de personas, de momento es muy importante. Pero lo más importante es que hagamos los test al mayor número de personas posible, hay que detectar a los portadores asintomáticos”.


RELACIÓN DEL CORONAVIRUS CON LOS ANIMALES


En relación a los contagios que han sufrido algunos animales por COVID-19, el experto remarca que “todos los casos que hemos tenido en mascotas, que son dos gatos y dos perros, más tres leones y cinco tigres en el zoo de Nueva York, hemos sido los humanos los que hemos transmitido el virus a los animales.


Respecto a los animales de compañía, el catedrático ha señalado que “perros y gatos no son vectores activos de coronavirus”.


No obstante, recomienda respetar algunas recomendaciones como limpiar con toallitas húmedas las almohadillas y el pelo del animal, sobre todo después de salir a un paseo. “El virus puede estar sobre su piel o sobre su pelo si alguien con la enfermedad ha tosido cerca de ellos, pero como lo puede estar sobre una mesa, por eso es importante respetar las normas de higiene”, apunta.


COLABORA CON EL SERVICIO VETERINARIO DE LA UME


Vega compagina estos días la docencia online con la labor de Alférez reservista voluntario, adscrito al servicio veterinario del regimiento de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en Madrid. “Participo como militar reservista con la UME en labores de desinfección de edificios púbicos, instalaciones militares, donde han sido diagnosticados casos positivos frente al COVID-19. La legislación actual dice que, para aplicar un desinfectante, los aplicadores tienen que estar bajo la supervisión técnica de un veterinario”, afirma.


Por último, Santiago Vega ve tras esta situación crítica una lección. “Tenemos que pensar en cambiar nuestros hábitos de vida, nuestros comportamientos. No todo vale, hemos sido agresivos con el planeta. Este virus no tendrá que ver con el cambio climático, pero en un mes se ha distribuido por el mundo entero. Hay que pensar qué cosas debemos cambiar, qué cosas debemos aprender. Tenemos que sacar muchas lecciones, reconocer qué fallos ha habido en la coordinación, en la gestión, en la comunicación. Después vendrá la reflexión y la crisis económica, que también tendremos que resolver, ese será el siguiente reto”, concluye

Archivo