Luis Alberto Calvo, presidente de la Organización Colegial Veterinaria (OCV).

Luis Alberto Calvo: “No se puede sobrevivir a una epidemia con apagafuegos”

Luis Alberto Calvo, presidente de la OCV, destaca en declaraciones a Diario Veterinario el papel clave del profesional veterinario como cortafuego para contener la epidemia, “nosotros trabajamos para que el médico trabaje menos”
|

La relación de los veterinarios con el Ministerio de Sanidad está siendo prácticamente anecdótica durante esta crisis de coronavirus. Así, en otros países como Islas Feroeo la propia Comisión Europea, existen veterinarios al frente de los gabinetes asesores frente a la COVID-19, en España esto no sucede. No obstante, el Dr. Rodríguez Ferri, catedrático de Microbiología en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León, ha pasado recientemente a formar parte del comité de expertos de la Junta de Castilla y León frente al coronavirus.


Si bien, los veterinarios, para velar por la salud de los animales y la salud pública, han optado por crear un grupo de expertos para informar de la evolución de la pandemia y la relación con el virus de personas y animales. “La nula presencia de veterinarios al frente de la gestión de esta crisis se debe exclusivamente al desconocimiento de nuestro papel por parte de la administración, ningún veterinario descuida la prevención, aspecto fundamental en el control de enfermedades”, apunta el presidente de la Organización Colegial Veterinaria (OCV), Luis Alberto Calvo, en declaraciones a Diario Veterinario.


Sin embargo, este grupo no tiene una relación directa con el Ministerio de Sanidad a pesar de las peticiones trasladadas a Salvador Illa, ministro de Sanidad, por parte de Luis Alberto Calvo. En esta línea, y recogiendo el malestar de muchos compañeros de profesión, el experto comenta que “en el Ministerio de Sanidad no contemplan a los veterinarios porque solamente se prima el carácter asistencial del sistema nacional de salud”. “El trabajo a pie de cama, cuidando de forma directa a los enfermos, es fundamental, pero no se puede sobrevivir a una epidemia con apagafuegos”, añade. 


Utilizando la metáfora forestal, Luis Alberto Calvo apunta que el trabajo de cortafuegos es esencial en la contención de la epidemia. “Nosotros trabajamos para que el médico trabaje menos”, apunta. Con esta afirmación destaca el innegable valor de todas las herramientas que vayan encaminadas a prevenir y limitar el incremento en el número de contagiados.


Respecto a la relación con el propio Ministerio de Sanidad, el veterinario asegura que “no es fácil tener relación directa con el Ministerio de Sanidad, pero desde la Organización Colegial pondremos todos los medios posibles para que se enteren de nuestras consideraciones, y por un medio u otro le haremos llegar nuestras propuestas”. En esta línea, una de las primeras cuestiones que serán planteadas por la OCV irá enfocada a la necesidad de intentar localizar y aislar todos los contagiados asintomáticos, piedra angular de la gestión de esta crisis, según Luis Alberto Calvo. “Nos extrañaba ver a los chinos tomando la temperatura a los ciudadanos, cuando realmente esas son las medidas importantes a implantar”, manifiesta.


Por otra parte, la primera línea de trabajo se desarrollará bajo el amparo del Ministerio de Agricultura, atendiendo cualquier posible contratiempo que pueda surgir en el entorno de la sanidad animal. Este grupo trabajará bajo el concepto One Health, Una Salud, que en opinión del experto es fundamental para el correcto abordaje de cualquier tipo de epidemia, crisis o gestión sanitaria en general.


¿POR QUÉ NO HAY MUJERES EN EL GRUPO ASESOR?


En referencia a la ausencia de mujeres en el grupo constituido recientemente, Calvo incide en que este resultado ha sido puramente casual. “Un criterio a la hora de elegir los componentes ha sido la rapidísima disponibilidad que tenemos todos los miembros para ponernos en contacto”, explica. Asimismo, asegura que este grupo permanece abierto a futuras incorporaciones y que se contará con las mujeres. “Es cierto que el abanico de mujeres donde elegir es más pequeño, pero existen mujeres sobradamente preparadas para estar aquí”, reconoce.


El nuevo grupo creado por la OCV trabajará poniendo a disposición de las autoridades competentes que lo soliciten los resultados que vayan surgiendo en las próximas reuniones. “Tendrán lugar reuniones todas las semanas en función de las necesidades, que se irán adaptando en base a las posibles eventualidades que puedan ir ocurriendo durante esta crisis”, señala el presidente.


Este grupo, que cuenta con expertos en sanidad animal, humana y medio ambiente, triada esencial en la correcta gestión de este tipo de epidemias, ha sido elaborado bajo el concepto One Health. La estrecha relación que existe entre estos tres elementos obliga a atender todas las partes, unidas y separadas.


Por último, Calvo desea que esta situación sirva para entender la importancia de este concepto para controlar esta epidemia, y prevenir las futuras que puedan sobrevenir.

Archivo