Llas autoridades estadounidenses aseguran que están inquietas por la salud de los consumidores que puedan automedicarse al tomar productos de ivermectina destinados a animales.

Coronavirus: Preocupa el uso indebido de la ivermectina en personas

Tras el estudio sobre la ivermectina y su efecto contra el SARS-CoV-2, la Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU recuerda a las personas que es un estudio de laboratorio y que no se automediquen
|

El Centro de Medicina Veterinaria de la Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés), tras la reciente mayor visibilidad pública del medicamento antiparasitario ivermectinadespués de la publicación de un artículo de investigación que describe el efecto de la ivermectina en el SARS-CoV-2 en un entorno de laboratorio, se ha mostrado preocupada por el uso indebido que puedan hacer las personas.


El estudio, “El fármaco aprobado por la FDA ivermectina inhibe la replicación del SARS-CoV-2 in vitro”, documenta cómo se detuvo el crecimiento del virus SARS-CoV-2 (el virus que causa COVID-19) en cultivo celular en 48 horas. Este tipo de estudio se usa comúnmente en las primeras etapas del desarrollo de fármacos. Ivermectina no se administró a personas o animales en este estudio. Se necesitan pruebas adicionales para determinar si la ivermectina podría ser segura o efectiva para prevenir o tratar el coronavirus o COVID-19.


La FDA explica que el fármaco ivermectina está aprobado para su uso en personas para el tratamiento de algunos gusanos parásitos (estrongiloidiasis intestinal y oncocercosis) y las formulaciones tópicas de ivermectina están aprobadas para uso humano solo con receta médica para el tratamiento de parásitos externos, como piojos y afecciones de la piel como la rosácea. Asimismo, está aprobado por la FDA para su uso en animales para la prevención de la enfermedad del gusano del corazón en algunas especies de pequeños animales y para el tratamiento de ciertos parásitos internos y externos en varias especies de animales.


Si bien, las autoridades estadounidenses aseguran que están inquietas por la salud de los consumidores que puedan automedicarse al tomar productos de ivermectina destinados a animales, pensando que pueden ser un sustituto de la ivermectina destinada a humanos. “Las personas nunca deben tomar medicamentos animales, ya que la FDA solo ha evaluado su seguridad y efectividad en las especies animales particulares para las que están etiquetados. Estos medicamentos destinados a animales pueden causar daños graves en las personas”, recuerdan. 

Archivo