Uso de células madre mesenquimatosas procedentes del tejido adiposo para tratar la enfermedad oral debilitante en los gatos.

Avanzan con éxito en el tratamiento de la gingivoestomatitis crónica felina

Un nuevo estudio señala que las células madre mesenquimatosas son adecuadas para convertirse en un protocolo alternativo para tratar la gingivoestomatitis crónica felina
|

Un nuevo ensayo clínico multicéntrico llevado a cabo en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de California en Davis (EEUU) ha probado el uso de células madre mesenquimatosas (ASC, por sus siglas en inglés) procedentes del tejido adiposo para tratar la enfermedad oral debilitante en los gatos.


En primer lugar, el ensayo fue realizado exclusivamente en la universidad mencionada con resultados positivos. Después de la expansión del ensayo a otra facultad veterinaria y dos centros privados, se pudo comprobar que igualmente los resultados obtenidos seguían siendo satisfactorios. Esta certificación adicional obtenida establece un protocolo seguro para el uso efectivo de las ASC frescas, alogénicas y autólogas en el tratamiento de la gingivoestomatitis crónica felina (FCGS, por sus siglas en inglés). Estos resultados han sido recientemente publicados en la revista médica Stem Cell Research & Therapy


Con la intención de satisfacer los objetivos de la demanda clínica, Boaz Arzi, director del Instituto Veterinario UC Davis para tratamientos regenerativos y profesor asociado de odontología, cirugía oral y maxilofacial, en colaboración con Dori Borjesson, expandieron el ensayo al Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell, además de a varias clínicas veterinarias privadas en Mill Valley, California y Lake Oswego, Oregon, todas ellas especializadas en odontología.


“Un elemento importante para el que necesitábamos una comprobación, era la viabilidad de enviar las ASC frescas a las clínicas más alejadas”, señala Arzi. “Por lo tanto ampliamos los ensayos más allá de la UC Davis. Esto nos permitió estudiar la seguridad y obtener datos sobre la eficacia de las ASC que fueron transportados frente a las que no”, añade.


Estos datos permitieron comprobar que las ASC recibidas hasta 24 horas después de haber sido enviadas, conservaron íntegramente su viabilidad y funcionalidad para tratar exitosamente la FCGS.


Este estudio también demostró que el 72% de los 18 gatos tratados durante el ensayo mostraron resultados satisfactorios, una tasa de éxito idéntica a la obtenida en los ensayos anteriores realizados en UC Davis.


“El éxito obtenido en esta prueba adicional realizada en clínicas veterinarias resulta emocionante y nos indica que las ASC son adecuadas para convertirse en un protocolo alternativo para gatos con FCGS que no respondan al tratamiento convencional”, apunta Arzi. “Igualmente estamos entusiasmados con nuestros homólogos en medicina humana, ya que esta investigación contribuye al avance del tratamiento de la enfermedad inflamatoria oral, similar a la FCGS”, explica el experto.


El equipo de Arzi ha obtenido la aprobación del producto basado en las ASC en Europa, y actualmente se encuentra negociando la aprobación en los Estados Unidos. Contando con la colaboración de un fabricante de células madres con sede en California, el equipo trabajará con la Administración de Alimentos y Medicamentos para iniciar un ensayo clínico por todo el país y conseguir la aprobación de la FDA. 


Antes y después de un gato con gingivoestomatitis crónica felina que fue tratado con células madre.

Archivo