AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
La Veterinaria defiende su papel ante el COVID-19
Alberto Portela, doctor en Veterinaria y presidente de Hisvega (Historia Veterinaria Gallega).

La Veterinaria defiende su papel ante el COVID-19

Alberto Portela, doctor en Veterinaria y presidente de Hisvega (Historia Veterinaria Gallega)
|

La grave pandemia provocada por el COVID-19 ha generado un cambio radical en la forma de pensar y actuar en nuestra sociedad. Nuestros dirigentes no han estado a la altura de las circunstancias, han ido siempre a remolque de los acontecimientos, pensando que sus países se mantendrían a salvo de la terrible enfermedad, como si el virus entendiera de fronteras.


Esta epidemia sin precedentes se propagó como la pólvora, al carecer los distintos gobiernos de asesores cualificados que conozcan las características del control de las enfermedades colectivas. Y por ello deberían contar con los distintos sectores sanitarios, creando equipos multidisciplinares, especialmente cuando el individuo afectado es humano o animal.


Sin duda, el profesional veterinario es el que tiene una mayor experiencia en el control y erradicación de enfermedades que afectan al conjunto de la población. A lo largo de su historia, la Veterinaria ha tenido que enfrentarse a muchas enfermedades de gran importancia sanitaria y con un enorme calado económico, creando la policía sanitaria internacional. Todos tenemos en la mente la crisis de las vacas locas, el ébola, la gripe aviar y otras enfermedades clásicas donde el papel del veterinario es crucial como la brucelosis, tuberculosis, salmonelosis, listeriosis, rabia, triquinosis, toxoplasmosis y un largo etc.


La sociedad debe saber que el 75% de enfermedades humanas emergentes son de origen animal y que los veterinarios tienen una amplia experiencia en las tareas preventivas en el campo de la salud pública, pero lamentablemente no tiene la misma visibilidad social y política como se puede apreciar en los difíciles momentos actuales.


Me duele escuchar las cifras de fallecidos e infectados por coronavirus en las continuas comparecencias diarias. Me entristece que los veterinarios no podamos o no nos dejen colaborar más y me enfada la respuesta dada por el director del Centro de Coordinación de Alertas, Fernando Simón, cuando al ser preguntado del por qué no hay veterinarios en el Comité Técnico-Científico, dice que “...puede ser que en el futuro si hay algún área concreta de trabajo que sea especifica de este campo de conocimiento...” Estas palabras me dejan en estado de shock, ya que espero que el Dr. Simón sepa que el coronavirus causante del COVID-19 tiene un origen animal y su respuesta deja entrever que desconoce el papel del veterinario en la salud pública, al evitar que multitud de enfermedades lleguen al conjunto de la población.


En este contexto el director general de la FAO ha pedido a los Estados que incorporen a sus equipos de trabajo del COVID-19 a veterinarios como especialistas en prevención y control de enfermedades, aplicando el concepto de One Health (Una Salud). La recomendación internacional no es atendida por España, que deja esta incorporación para un “futuro”, sin embargo, otros países como Alemania lo aplican en su máximo exponente, siendo el principal responsable en la lucha contra el COVID-19, el veterinario, doctor Lothar Wieler.


Nosotros no compartimos esa “filosofía” del Ministerio de Sanidad de esperar a un futuro y creemos que todos los colectivos sanitarios, debemos contribuir con nuestro trabajo a disminuir y contener el impacto de la pandemia, muchas veces, en condiciones precarias y sin equipos de protección.


Pero a pesar de estas limitaciones, seguimos trabajando en el control de la producción primaria, codo con codo con los agricultores y ganaderos, previniendo las enfermedades de los animales, ya que estas no se detienen, aunque estemos confinados. Como verdaderos garantes de la salud pública, la más silenciosa e invisible de nuestras múltiples facetas, inspeccionamos la cadena alimentaria para que la población disponga de alimentos seguros y no se produzca el desabastecimiento.


Continuaremos atendiendo a los animales de compañía, protegiéndonos de otro tipo de enfermedades zoonósicas. Seguiremos investigando medidas y procedimientos que puedan atajar el virus en los múltiples centros de investigación y facultades de Veterinaria.


Como ves, Dr. Simón, los veterinarios no esperamos al “futuro” porque siempre estamos trabajando en el concepto de “Una Salud”, porque entendemos que nuestra función es determinante para la correcta convivencia y funcionamiento de la sociedad.


Y termino con una cita famosa del científico Louis Pasteur (padre de la microbiología): “La medicina cura al hombre la medicina veterinaria cura a la humanidad”.

Archivo