Inmaculada Ibor, presidenta del Colegio de Veterinarios de Valencia.

El Colegio de Valencia informa a los veterinarios equinos de actos frente al intrusismo

La presidenta, Inmaculada Ibor, atribuyó el conflicto generado “a la falta de una especialidad reglada y a las deficiencias en la regulación, resquicio que los fisioterapeutas han utilizado para atribuirse competencias sobre los animales que no les corresponden"
|

Desde que la crisis estalló a finales de 2019 con motivo de la Madrid Horse Week, el problema del intrusismo de los fisioterapeutas se ha hecho más patente, según apuntan desde el Colegio de Veterinarios de Valencia (ICOVV). Las quejas de veterinarios equinos al Colegio sobre posibles casos de intromisión de fisioterapeutas han ido a más, aseguran. De ahí, que la junta del ICOVV decidiera convocar a este colectivo el pasado 18 de febrero para tratar de esclarecer la situación creada, informar sobre las acciones ya emprendidas y tratar de compartir una estrategia.


Hasta el momento, se han tomado diversas iniciativas colegiales pero, además, todo el material remitido sobre tales casos se ha trasladado al Consejo de Colegios Veterinarios de España (CGCVE) para así llevar a cabo una estrategia única a nivel nacional. Así lo vino a indicar la presidenta del ICOVV, Inmaculada Ibor, quien atribuyó el conflicto generado “a la falta de una especialidad reglada y a las deficiencias en la regulación, resquicio que los fisioterapeutas han utilizado para atribuirse competencias sobre los animales que no les corresponden”.


Acto seguido, tomó la palabra la asesora legal del ICOVV, Ángeles Gómez, que desentrañó el origen del conflicto y entró a detallar las acciones que en el pasado se emprendieron desde el propio colegio. Gómez, con todo, fue tajante a la hora de interpretar la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, que deja “muy claro” que los fisioterapeutas actúan sobre las personas y que el ámbito de atención sanitaria exclusivo sobre los animales corresponde a los veterinarios.


Gómez enumeró algunos ejemplos ilustrativos de la “actitud beligerante” del ICOVV en casos de intromisión: la condena contra un ‘falso dentista’ equino lograda en 2015; los dos cursos promovidos ese mismo año de fisioterapia animal impartidos por fisioterapeutas o no exclusivamente dirigidos a veterinarios que, tras un requerimiento, fueron suspendidos; o la conferencia sobre fisioterapia en caballos que organizó en parecidas circunstancias una cadena de prendas deportivas en Valencia el año pasado, que tampoco llegó a celebrarse a instancias del colegio.


Pese a todo, Gómez animó a los presentes a seguir denunciando este tipo de situaciones u otras análogas “tratando de aportar el máximo de pruebas posibles porque, con ése material y el que después podamos conseguir, será el ICOVV el que asuma la denuncia”.

Archivo