El equipo de investigadores quería averiguar si los centros de acogida podían fomentar el comportamiento de juego agregando olores a los juguetes, haciéndolos más estimulantes para explorar y jugar.

El bienestar de los perros puede mejorar si juegan con juguetes perfumados

​Un nuevo estudio ha descubierto que es más frecuente que los perros jueguen con juguetes con aroma, pero otros comportamientos también cambiaron, con perros explorando más su caseta y descansando más que en otras ocasiones
|

El bienestar de los perros puede mejorar si juegan con juguetes perfumados, según una nueva investigación de la Universidad de Hartpury (Reino Unido).


Los investigadores encontraron que a los perros les gustaba jugar más con juguetes con aroma a conejo o lavanda que los juguetes sin aroma.


“Ser retenido en un centro de reubicación en espera de adopción puede ser una experiencia estresante para los perros dados los espacios reducidos, el tiempo reducido para el contacto humano y los fuertes ladridos de otros perros. Una forma de reducir el estrés puede ser proporcionar juguetes, pero en los estudios de perros en casetas, muy pocos animales juegan con ellos”, explican los expertos.


El equipo de investigadores quería averiguar si los centros de acogida podían fomentar el comportamiento de juego agregando olores a los juguetes, haciéndolos más estimulantes para explorar y jugar.


El estudio utilizó 44 perros, todos de al menos un año de edad que estaban siendo atendidos en un centro de acogida.


Se agregaron aromas (lavanda o conejo) a los juguetes y el comportamiento de los perros cuando se les dio estos juguetes perfumados se comparó con su comportamiento con los juguetes que no tenían aroma.


El equipo descubrió que era más frecuente que los perros jugaran con juguetes con aroma, pero otros comportamientos también cambiaron, con los perros explorando más su caseta y descansando más que en otras ocasiones.


“Se sabe que estos comportamientos están asociados con perros que tienen un mejor bienestar”, afirman.


Aunque el equipo no midió el éxito de la adopción, también señalan que las personas prefieren adoptar perros juguetones y tranquilos, ambos comportamientos que aumentaron con los juguetes perfumados en este estudio.


Los investigadores encontraron que los perros que jugaban más con juguetes no eran necesariamente los que mostraban un aumento en otros comportamientos. Esto sugiere que la presencia del aroma podría ser beneficiosa en sí misma, no solo porque fomenta el uso de juguetes.


“El uso de nuevos aromas puede, por lo tanto, promover un mejor bienestar en las perreras, pero es necesario tener en cuenta los diferentes aromas y las observaciones a más largo plazo, incluido el éxito de la reubicación”.


“El olor es un sentido increíblemente importante para los perros y, aunque el olfateo es un comportamiento natural para ellos, a menudo se pasa por alto como una forma de enriquecimiento. Estos resultados muestran que agregar aroma a los juguetes podría ser una forma práctica de mejorar el bienestar de los perros”, explican.

Archivo