Suiza confisca 5 perros procedentes de Rumanía con documentación falsificada

​Los perros con papeles falsificados siempre tienen un mayor riesgo de rabia. Los documentos también sirven para demostrar que se han cumplido las normas de bienestar y sanidad animal en el país de origen y durante el transporte
|

La Oficina de Seguridad Alimentaria y Veterinaria de Suiza ha incautado cinco perros importados de Rumania que se encontraban sedientos que habían quedado exhaustos por el viaje de más de 20 horas. Según informan, los documentos que acompañaban a los perros eran defectuosos e incorrectos.


La misma tarde, los perros deberían haber sido entregados a los nuevos propietarios que venían de diferentes lugares en un estacionamiento de Zurich. Las autoridades entrevistaron al transportista extranjero y a uno de los presuntos distribuidores locales. Los presuntos traficantes anunciaron a los perros en Internet. Fingieron ser una organización de protección animal.


Este caso no es un caso aislado. El origen extranjero de los perros importados no es un problema si provienen de una cría responsable o son importados por una organización de bienestar animal gestionada profesionalmente. Además, todas las regulaciones de importación deben cumplirse al importar. Sin embargo, en muchos casos, los animales se entregan a los nuevos propietarios sin documentos oficiales o con documentos falsificados.


NO SE DEBE SUBESTIMAR EL RIESGO DE RABIA


Los perros con papeles falsificados siempre tienen un mayor riesgo de rabia. Esta enfermedad, que se transmite a los humanos, es potencialmente mortal para humanos y animales si no se reconoce a tiempo y se trata rápidamente. El objetivo de la vacuna contra la rabia y los documentos de importación necesarios son garantizar que ni los humanos ni los animales estén expuestos a un riesgo de rabia. Los documentos también se pueden utilizar para demostrar que se han cumplido las normas de bienestar y sanidad animal en el país de origen y durante el transporte.


Por último, piden informarse bien antes de adquirir un animal. “Comprar un perro de origen desconocido está asociado con numerosos riesgos. Por lo tanto, la Oficina Federal de Seguridad Alimentaria y Veterinaria informa que cualquier persona que quiera comprar un perro debe asegurarse de obtener información detallada”.

Archivo