Un ñu de cola blanca (Connochaetes gnou), donde se ha detectado el primer foco del serotipo 4 del virus de la Lengua azul en la presente temporada de actividad vectorial 2019-2020.

Detectan el primer foco de lengua azul este año en España

​El último foco del serotipo 4 en España había sido notificado el pasado mes de enero 2019, también donde ha ocurrido éste, en la comarca de Estepona (Málaga)
|

Los Servicios Veterinarios Oficiales de la Junta de Andalucía han notificado el primer foco del serotipo 4 del virus de la Lengua azul en la presente temporada de actividad vectorial 2019-2020. La detección se ha realizado en un ñu de cola blanca (Connochaetes gnou), presente en un zoológico en la comarca de Estepona (Málaga)comarca situada en la zona de restricción por los serotipos 1 y 4 del virus de la lengua azul.


La muestra se tomó en el marco de un muestreo previo a un movimiento procedente de zona de restricción no declarada estacionalmente libre y se obtuvieron resultados positivos por la técnica de PCR en el Laboratorio de Sanidad Animal de la Junta de Andalucía, resultado confirmado por el Laboratorio Central de Veterinario de Algete, Laboratorio Nacional de Referencia para la Lengua azul en España, determinándose que se trataba de un aislado del serotipo 4 del virus.


El último foco del serotipo 4 en España había sido notificado el pasado mes de enero 2019, también en la comarca de Estepona.


Ante la constatación de la recirculación del virus, las Autoridades Veterinarias han reforzado las medidas ya existentes de prevención, vigilancia y control en la zona, se ha procedido así mismo a la notificación oficial del foco a la Comisión Europea, resto de Comunidades Autónomas y sectores implicados.


LENGUA AZUL


La lengua azul es una enfermedad vírica no contagiosa que afecta a los rumiantes domésticos y salvajes (principalmente ovinos, pero también bovinos, caprinos, bufálidos, antílopes, cérvidos, wapitíes y camélidos), y es transmitida por los insectos, en particular, por la picadura de ciertas especies de mosquitos del grupo Culicoides, según recoge la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, por sus siglas en inglés).


La gravedad de la enfermedad varía según las diferentes especies, con síntomas más graves en los ovinos que causan la muerte, pérdida de peso e interrupción del crecimiento de la lana. En los ovinos altamente susceptibles, la morbilidad puede alcanzar hasta el 100%. La mortalidad media es de entre 2% y 30% pero puede alcanzar el 70%.


En los bovinos la tasa de infección es con frecuencia más alta que en los ovinos y la presencia y gravedad de los signos clínicos varían según la cepa vírica. El virus de la lengua azul que circula actualmente en Europa Septentrional es interesante desde el punto de vista epidemiológico, ya que manifiesta signos clínicos en los bovinos.


Por último, señalar que no existen riesgos para la salud pública asociados a la lengua azul.

Archivo