Una sesión del proyecto de investigación 'Desenterrando recuerdos'.

Terapia con animales para combatir la pérdida de memoria

​Los expertos señalan que los perros "pueden lograr un efecto rehabilitador y un impacto positivo sobre la calidad de vida relacionada con la salud de los usuarios con demencia leve-moderada superior al tratamiento convencional"
|

La Oficina de Intervenciones Asistidas con Animales (OIAA) de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha puesto en marcha el proyecto de investigación ‘Desenterrando recuerdos’ en dos residencias madrileñas de mayores. El objetivo es comprobar los efectos positivos de las Terapias Asistidas con Animales en el bienestar de personas con demencia leve-moderada.


Los usuarios de las residencias de Nuestra Señora del Carmen (Fuencarral-El Pardo) y Santiago Rusiñol (Aranjuez) tienen unos nuevos compañeros, los perros del proyecto ‘Desenterrando recuerdos’.


Estos perros, guiados por un terapeuta ocupacional experto en este tipo de intervenciones, según explican los responsables del proyecto, cuyo investigador principal es el doctor Luis Lucio Lobato Rincón, “pueden lograr un efecto rehabilitador y un impacto positivo sobre la calidad de vida relacionada con la salud de los usuarios con demencia leve-moderada superior al tratamiento convencional de terapia ocupacional del que se benefician actualmente los usuarios de los centros residenciales de los centros de la Comunidad de Madrid”.


Por lo que, añaden, “se trata de ver qué efecto tiene la intervención del perro entrenado y seleccionado para esa función siendo un apoyo con los profesionales”.


Para ello “se medirá el impacto psicosocial atendiendo a las habilidades de comunicación, a los componentes emocionales y a la funcionalidad de los usuarios”.


Como afirman los investigadores, “la demencia es un trastorno cuya prevalencia se incrementa exponencialmente a la edad de los 65 años y se apunta un incremento de la misma en las próximas décadas. La prevalencia en Europa de la enfermedad de Alzheimer, la más característica de las demencias, se estima en 5.05%, siendo mayor en mujeres (7.13%) que en hombres (3.31%)”.


UN TOTAL DE 36 USUARIOS PARTICIPA EN EL PROYECTO


El proyecto ‘Desenterrando recuerdos’ se está llevando a cabo con un total de 36 usuarios, mayores de 70 años, que padecen demencia leve-moderada. Para ver el efecto de las TAA en pacientes con esta patología, se realizarán diversas sesiones con animales con los usuarios de la primera residencia mientras que a los de la segunda se les seguirá tratando de manera convencional, para así comprobar las diferencias.


En las sesiones, que comenzaron el pasado 16 de enero, los usuarios conocen a los animales a los expertos y a los técnicos y se realizarán diversas actividades orientadas a cumplir los objetivos del proyecto. El estudio finalizará el próximo mes de abril y, dependiendo de los resultados obtenidos, se podría prolongar.


Con el fin de otorgar una atención personalizada y acorde a las necesidades humanas se emplea el Modelo de la Atención Integral y Centrada en la Persona y el Modelo de la Ocupación Humana (MOHO).


El motivo por el cual se decide incluir el MOHO en este trabajo, “es porque se centra en la adaptación ocupacional y sus componentes, en la identidad ocupacional y la competencia ocupacional.  Describe la adaptación ocupacional como una construcción de una identidad ocupacional positiva y alcanzar la competencia ocupacional a través del tiempo en el contexto del propio entorno. Así mismo describe la identidad ocupacional se refiere como el sentido de quien uno es y qué quiere llegar a ser como un ser ocupacional. Por último, concibe la competencia ocupacional a cumplir las expectativas de los propios roles, valores y estándares de desempeño, por medio de participar en un rango de ocupaciones que proveen un sentido de habilidad, control, satisfacción y concreción”, explican los investigadores.


Por otra parte, se decide emplear conjuntamente el modelo de Atención Centrada en la Persona porque se enfoca en “garantizar la calidad de vida de los mayores atendiendo a la autodeterminación, el bienestar físico, el bienestar emocional, los derechos de las personas, la inclusión social, el desarrollo personal y las relaciones interpersonales. Se introducen así herramientas muy operativas que toman como principal referente a la persona, y la atención personalizada”.


La OIAA, dirigida por Israel González, se ocupa de la coordinación técnica de este proyecto y está proporcionando los recursos económicos, caninos y profesionales necesarios para realizarlo.


En el proyecto participan también las profesoras e investigadoras de la URJC Dra. María Soledad García De Las Heras y la Dra. Beatriz Rivera Martin. Además, coIaboran las estudiantes Isabel Gómez-Calcerrada Serrano y Carlota Pérez Olmedo.


Todas ellas, acompañadas por un equipo de profesionales del ámbito de la salud de las residencias en las que se está realizando el proyecto y de reconocido prestigio en Intervenciones Asistidas con Animales, en el ámbito nacional.

Archivo