AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Los veterinarios se forman sobre filarias
El veterinario Alberto Montoya durante la conferencia.

Los veterinarios se forman sobre filarias

Montoya señala que "Dirofilaria immitis y D. repens son las dos especies de nematodos más destacadas y las responsables de la mayoría de los casos de dirofilariasis en humanos y animales"
|

El pasado jueves 23 de enero de 2020 tuvo lugar, en la sede del Colegio Oficial de Veterinarios de Sevilla, la conferencia “Hablemos de Filarias, actualicemos conceptos y resolvamos dudas”, congregando a más de 80 asistentes.


La conferencia corrió a cargo de Alberto Montoya, veterinario y catedrático responsable del servicio de Clínica Veterinaria e investigación terapéutica de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, y Académico de la Real Academia de Ciencias Veterinarias de España. Montoya comenzó especificando que “Dirofilaria immitis y D. repens son las dos especies de nematodos más destacadas y las responsables de la mayoría de los casos de dirofilariasis en humanos y animales, por lo que ambas son zoonosis. Este aspecto es clave para comprender su importancia, y así es como los veterinarios debemos transmitírselo a los médicos y a los propietarios de animales ya que no siempre se tiene claro este carácter zoonótico.”


En un primer momento el ponente destacó que para que exista enfermedad tienen que existir perros infectados, que son el hospedador definitivo. Además, “cuando encontramos un ovillo de filarias en el corazón de un perro es porque lleva más de 3 años infectado. Si observamos diferentes tamaños de las mismas es porque ese perro ha sido picado varias veces por el vector, por lo que las filarias se han ido desarrollando en diferentes etapas. Hay que entender que estos casos no se deben a que al perro no se le haya aplicado el tratamiento en el último mes.”



A continuación, Alberto Montoya aclaró que la sintomatología de la dirofilariasis depende de la sensibilidad del paciente a las filarias, no del número de filarias que tenga el paciente, por lo que “no existe una relación directa entre número de filarias y grado de lesión pulmonar”. Además, para el manejo de la enfermedad es importante tener en cuenta a la Wolbachia, una bacteria que siempre está asociada a la filaria. “W. pipientis es altamente antigénica y es la responsable del proceso inflamatorio; es decir, los síntomas relacionados con la dirofilariasis se deben, su mayor parte, a la Wolbachia. Por este motivo, si acabamos con la Dirofilaria, también deberemos acabar con la Wolbachia. Es un punto clave”.

Archivo

*}