La Policía Nacional desmantela en Madrid dos criaderos ilegales de chihuahuas y rescata 270 perros.

Aevet denunciará a los veterinarios que realicen prácticas ilegales

Asimismo, instan al Consejo o Colegios correspondientes se presenten como demandantes a nivel judicial y actúen con celeridad según marca el código Deontológico de la Profesión Veterinaria
|

La Policía Nacional ha informado en las últimas horas que ha desmantelado dos criaderos ilegales de chihuahuas en una operación en la que han sido rescatados unos 270 perros y han sido detenidas cinco personas, dos de ellas veterinarios. Se trata de una de las mayores distribuidoras de perros a nivel europeo.


Según fuentes policiales, algunos de los animales rescatados tenían las cuerdas vocales cortadas para que no ladrasen y despertaran las sospechas de los vecinos.


Ante este hecho, la Asociación Española de Veterinarios Clínicos (Aevet) se posiciona totalmente contraria a este tipo de prácticas fraudulentas y aseguran que “denunciaremos y haremos todo lo que esté en nuestra mano para acabar con este tipo de situaciones”, señalan a Diario Veterinario.


Si se demuestra que estos veterinarios están implicados en prácticas deshonestas con los animales “solicitamos que la justicia actúe con celeridad y les imponga las sanciones más duras posibles. Asimismo instamos al Consejo o Colegios correspondientes se presenten como demandantes a nivel judicial y actúen con celeridad según marca el código Deontológico de la Profesión Veterinaria. Aevet siempre defenderá al profesional íntegro, que respeta y favorece el bienestar animal y la salud y cumple con todas las obligaciones éticas, morales y profesionales”.


Los dos veterinarios facilitaban cartillas selladas por los centros veterinarios, pero sin rellenar, al objeto de que los máximos responsables las adecuaran a sus necesidades. También facilitaba el acceso del criador a medicamentos de uso veterinario y al instrumental pertinente para que fuera el mismo quien les pusiera el chip preceptivo de identificación antes de vender el animal.


Tras el análisis de la documentación, se aprecia que el grupo llevarían operando más de una década y que habrían obtenido unos beneficios superiores a los dos millones de euros.


Los animales se encuentran bajo la custodia de varias protectoras de animales a la espera de la decisión judicial sobre su destino.


I 20200123 13

Archivo