El académico correspondiente de la Academia de Ciencias Veterinarias de Castilla y León, José Antonio Rodríguez‐Altonaga, durante su discurso.

“La veterinaria y la medicina siempre han estado relacionadas”

​El nuevo académico de la Academia de Ciencias Veterinarias de Castilla y León, José Antonio Rodríguez‐Altonaga, ha explicado cómo la evolución y avances de la cirugía ortopédica y traumatología humana han influido en la veterinaria
|

El Paraninfo Gordón Ordás del Edificio El Albéitar de la Universidad de León acogió el acto solemne de incorporación a la Academia de Ciencias Veterinarias de Castilla y León (AVETCYL) del Profesor Titular de Cirugía Veterinaria en Universidad de León y director de su Hospital Clínico Veterinario, José Antonio Rodríguez‐Altonaga Martínez, como nuevo académico correspondiente, en una ceremonia en la que pronunció un discurso titulado ‘Evolución de la cirugía ortopédica humana y veterinaria: De la escayola a las células madre’.


En su intervención, Rodríguez‐Altonaga realizó un detallado análisis de cómo la evolución y avances de la cirugía ortopédica y la traumatología humana han influido en la veterinaria. Para ello combinó en su discurso historia y ciencia y, partiendo desde el periodo antiguo, señaló que “la cirugía es tan antigua como la humanidad”, al tiempo que dijo que “desde los orígenes del hombre, la veterinaria y la medicina siempre han estado relacionadas”.


Tras repasar el tratamiento de las lesiones en la Edad de Piedra, las civilizaciones egipcia o babilónica, la Edad Media y el Renacimiento, Rodríguez‐Altonaga se detuvo en el siglo XVIII, al que definió como el del inicio de la ortopedia, si bien explicó que “la ortopedia y la traumatología, tanto humana como veterinaria, eran todavía una actividad nada o muy poco quirúrgica, que se valían de sistemas de tracciones y corsés fabricados con hierro y madera, en un intento, muchas veces fallido, de reducir y tratar luxaciones y fracturas”.


Foto 01


ACABA EL TIEMPO DEL VENDAJE ENYESADO, EL BISTURÍ Y LAS TIJERAS


Metido de lleno en el siglo XX, Rodríguez Altonaga se refirió a cuatro acontecimientos que han permitido un desarrollo impresionante de la disciplina: la anestesia, los conceptos de asepsia y antisepsia, la hemostasia y los rayos X. También citó las dos guerras mundiales, “que impulsaron la adquisición de nuevos conocimientos tanto clínicos como de gestión en el campo de la cirugía ortopédica y traumatología”, y afirmó que, de todas las técnicas quirúrgicas desarrolladas en los últimos 70 años, “solamente el 20% se siguen utilizando, es decir el 80% han quedado obsoletas”, para concluir que “la época romántica del uso de vendaje enyesado, tan utilizado en tiempos pasados, toca a su fin”.


La intervención del nuevo académico de la AVETCYL continuó con una referencia a la medicina regenerativa y las terapias celulares, para cerrar su discurso indicando que “cada vez está más cerca el día en que los cirujanos tendremos que ir dejando nuestros instrumentos habituales de trabajo, el bisturí y las tijeras, para trabajar más con el microscopio y la pipeta, en una época en la que la biotecnología predominará sobre el acto quirúrgico”.

Archivo