AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Desarrollan un sistema para diagnosticar los tumores mamarios en perros

Desarrollan un sistema para diagnosticar los tumores mamarios en perros

Un sistema de 'puntuación biológica' creado por veterinarios brinda una nueva forma más clara de planificar el tratamiento
|

Los tumores mamarios en los perros son el equivalente de los cánceres de mama en las personas y, al igual que en la enfermedad humana, los tumores caninos pueden manifestarse de varias formas. Algunos se diagnostican temprano, otros tarde, y pueden ser de crecimiento lento o agresivos.


Sin embargo, las herramientas de pronóstico actuales, que brindan información sobre el estadio del tumor (cuanto de grande o disperso es) y su grado, qué tan probable es que crezca rápidamente, no siempre dan a los veterinarios o propietarios una idea clara de cómo es un tumor, como va a progresar, y qué tratamientos pueden ser los más apropiados.


Un nuevo sistema de "puntuación biológica", ideado por un equipo dirigido por Karin Sorenmo, oncóloga veterinaria de la Escuela de Medicina Veterinaria de Penn, proporciona a los veterinarios un método de pronóstico más fiable.


"Los carcinomas de glándulas mamarias son los tumores más comunes en los perros de todo el mundo", asegura Sorenmo. "Sin embargo, aún no hemos logrado un gran progreso al decidir qué perros están bien con solo el tratamiento quirúrgico, qué perros podrían requerir quimioterapia y qué perros podrían beneficiarse del tratamiento hormonal. Este nuevo enfoque ayuda a identificar el desarrollo de la metástasis mejor que otros métodos”, indica.


Para desarrollar y evaluar este nuevo método de puntuación, Sorenmo se basó en un conjunto de datos que surgió del programa de tumores mamarios caninos del refugio de la Universidad. Esta iniciativa permite que los perros de refugio reciban tratamiento para sus tumores mamarios, y luego encuentra hogares de acogida o permanentes para cada animal. Los investigadores se benefician de estudiar a los perros e incluso comprueban cómo responden al tratamiento.


El trabajo actual tomó datos de 96 perros tratados a través del programa, así como 31 perros adicionales tratados de manera similar en la Universidad de Noruega. Los registros que utilizaron incluyen el estadio de la enfermedad de las mascotas, el grado, los tratamientos recibidos y el resultado, específicamente, el tiempo hasta la metástasis o la diseminación de su enfermedad dentro del cuerpo.


La "regla de oro" para determinar el tratamiento, señala Sorenmo, es observar el estadio del tumor, desde el estadio I cuando el tumor está localizado y es pequeño, hasta el estadio IV cuando se ha diseminado a órganos distantes.


"Eso está bien para algunos tumores que tienden a comportarse de cierta manera", explica la experta, "pero con los tumores mamarios puede ser una enfermedad muy diversa".


MÉTODO PARA CLASIFICAR LOS CÁNCERES DE MAMA


Sorenmo y sus colegas decidieron tomar prestada la idea de un método de puntuación que se ha utilizado para clasificar los cánceres de mama. Recopilaron tres datos para intentar determinar con mayor precisión el pronóstico de un perro: etapa, grado y tipo histológico.


Algunos hallazgos interesantes surgieron del análisis estadístico. "Descubrimos que, si tenía un tumor de grado 1, no importa cuánto de grande sea, la mayoría de las veces no causa ningún problema", asegura.


Debido a que un buen número de perros en el estudio habían experimentado largos retrasos en recibir atención porque que estaban abandonados o en refugios, y por lo tanto tenían tumores más grandes de lo que uno esperaría ver en las poblaciones de mascotas, los investigadores pudieron detectar este tamaño.


"Es lo mismo con la participación de los ganglios linfáticos", afirma la veterinaria. "Todos piensan que es una señal de que el cáncer ya comenzó a moverse, pero nuevamente encontramos que con un tumor de grado 1 no importa. Esos perros no desarrollaron metástasis a distancia".


Usando el puntaje general, los investigadores pudieron diferenciar a los perros con menor riesgo de desarrollar metástasis de aquellos con mayor riesgo. Si una mascota tiene un puntaje biológico más alto entonces un veterinario o un propietario tal vez quieran considerar opciones de tratamiento más agresivas, incluida la quimioterapia. Los perros con un puntaje biológico más bajo, por otro lado, pueden tener los mismos resultados con la intervención quirúrgica sola.


En un trabajo futuro, a Sorenmo le gustaría aprovechar estos hallazgos aislando el efecto de las hormonas en el tumor mamario y la progresión de la enfermedad. Dado que el estándar de atención para tratar a los perros en el programa es esterilizarlos, ella observa que hacerlo puede eliminar una fuente de hormonas que podrían contribuir a la enfermedad de los perros en muchos casos.


Por ahora, está contenta de haber desarrollado un sistema que puede implementarse fácil e inmediatamente en las decisiones de planificación de tratamiento.


"Trato de no publicar sobre cosas que la mayoría de los veterinarios practicantes no van a poder usar, como pruebas sofisticadas que no ordenan rutinariamente. Esto es práctico, observas tres cosas diferentes, les das un número y las sumas", concluye.

Archivo