AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Las pruebas de ADN ayudan a reducir las enfermedades hereditarias en los perros
Prueba de ADN a un perro realizada por Animal Health Trust.

Las pruebas de ADN ayudan a reducir las enfermedades hereditarias en los perros

Investigadores de distintas organizaciones emplean pruebas de ADN de ocho razas de perros con enfermedades diferentes, para comprobar la influencia que los criadores podrían tener sobre su salud.
|

Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de las organizaciones Kennel Club y Animal Health Trust, ha revelado que los criadores responsables de animales están reduciendo drásticamente la cantidad de perros de raza que nacen con riesgo de padecer enfermedades hereditarias gracias a las pruebas de ADN.


Los expertos han examinado la influencia que los criadores pueden tener en la salud de una raza de perro a largo plazo. Para ello, han utilizado las pruebas de ADN en ocho razas distintas de canes para ocho enfermedades, con el fin de evitar que se reproduzcan cachorros afectados por enfermedades hereditarias.


Entre las enfermedades analizadas, el estudio se centró en algunas como la degeneración progresiva del cono de varilla (prcd-PRA), una condición irreversible y cegadora que no se puede tratar, la ataxia espinocerebelosa, una afección neurológica que conduce a la falta de coordinación y pérdida de equilibrio en los cachorros, y la luxación primaria de la lente, una afección ocular hereditaria, dolorosa y cegadora.


En cuanto a las razas, las seleccionadas fueron el labrador retriever, el parson russell terrier, el gordon setter, el irish setter, el cavalier king Charles spaniel, el bull terrier, el cocker spaniel y el staffordshire bull terrier.


Así, el estudio reveló que después de 10 años de que la prueba de ADN estuviera disponible, las mutaciones genéticas que causaron las enfermedades habían disminuido en cada raza en un 90% o más.


En este sentido, Tom Lewis, genetista cuantitativo, gerente de Investigación Genética en el Kennel Club y coautor del estudio, señala que la investigación "muestra el impacto considerable que los criadores tienen, y han tenido, no solo en los perros que crían, sino también en las generaciones de perros que vienen después de ellos”.


“La prueba de enfermedades genéticas ya es una práctica común para muchos criadores de perros responsables. Estas pruebas de ADN revelan a los criadores la genética de un perro, lo que les ayuda a evitar la reproducción involuntaria de cachorros con enfermedades conocidas por el apareamiento de una pareja porteadora de la variante genética de una enfermedad”, explica Lewis.


En definitiva, el informe concluye que los criadores de perros parecen estar incorporando los resultados de las pruebas de ADN en sus estrategias de selección para disminuir con éxito la frecuencia de las mutaciones.


Actualmente, la Kennel Club registra y publica abiertamente los resultados de las pruebas de ADN de más de 70 enfermedades hereditarias diferentes, lo que representa aproximadamente 10.000 perros examinados cada año.



En algunos casos, la organización puede usar los resultados de las pruebas de ADN de los padres de un perro registrado para determinar si la descendencia lleva la mutación específica asociada con una enfermedad en particular, permitiendo a un criador conocer el "estado hereditario" de un perro, un proceso que se lleva a cabo para unos 60.000 perros al año.


Archivo

*}