Un comercio medio con unas ventas brutas anuales de 120.000€ perdería 12.000€ de ingresos totales.

"Los autónomos pierden más del 24% de su renta si contraen el coronavirus"

UPTA calcula que un autónomo con un establecimiento abierto al público perderá un 8% de sus ventas anuales
|

Los autónomos, en el caso de sufrir el contagio por coronavirus, deberán asumir las obligaciones de cuarentena y baja laboral como el resto de la población, "pero las consecuencias para su economía serán sustancialmente peores que para el resto de los trabajadores o empresarios", asegura la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA). Cabe recordar que, según los últimos datos del INE, en España hay 10.683 autónomos veterinarios.


En especial, los autónomos que tienen establecimientos abiertos al público con personal contratado,  como es el caso de los veterinarios, durante su baja, "no sólo perderán las ventas y los rendimientos económicos, también deberán seguir soportando el mantenimiento de los gastos estructurales, ya que de lo contrario se podría poner en peligro la continuidad de su negocio", indican.


UPTA ha realizado cálculos, sobre un comercio medio en el que el titular tenga un trabajador a su cargo y sufra un mes de inactividad. En este supuesto la reducción media de las ventas estaría en el 8% aproximadamente, pero en lo que se refiere a sus rendimientos netos anuales, esta cantidad podría incrementarse hasta un 25%, al tener que asumir gastos imprescindibles para mantener el negocio en funcionamiento. "Además, hay que añadir las dificultades financieras y de liquidez que el problema puede acarrear y la pérdida de oportunidades comerciales de futuro", explican.


Un comercio medio con unas ventas brutas anuales de 120.000€ perdería 12.000€ de ingresos totales. Teniendo en cuenta que los gastos mensuales correspondientes a los costes efectivos de la actividad se elevan a 7.200€, y suponiendo éstos el 60% de gastos sobre facturación, las pérdidas generadas en la renta neta al año podrían llegar a 12.000€.


Estos datos justifican, aún más, las propuestas que UPTA ha hecho llegar al Gobierno para que se tomen las medidas económicas necesarias para contener las consecuencias financieras y sociales que la actual crisis sanitaria está produciendo sobre el débil colectivo de autónomos y microempresas.

Archivo