Luis Alberto Calvo, presidente de la Organización Colegial Veterinaria.

Calvo insta a los veterinarios a actuar con la máxima profesionalidad

​Luis Alberto Calvo, presidente de la OCV, solicita la colaboración de los veterinarios con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la autoridad sanitaria, "para reforzar la seguridad de los ciudadanos, y el bienestar y la sanidad animal"
|

El presidente de la Organización Colegial Veterinaria (OCV), Luis Alberto Calvo Sáez, ha dirigido una carta a los 52 colegios españoles en los que alienta a los veterinarios a actuar con la máxima profesionalidad ante la declaración del estado de alarma por el COVID-19, "como colectivo sanitario de vanguardia muy principal de cara a la protección de la salud de las personas y de los animales", de manera que sea posible garantizar la cadena de producción, la seguridad alimentaria y el bienestar de todos los animales.


En la misiva, Calvo explica que los veterinarios también adoptarán la medidas necesarias para cubrir las situaciones de emergencia de los animales de abasto, compañía y deporte, por lo que los centros veterinarios "podrán estar abiertos al público, si bien no se deben provocar situaciones que favorezcan el contagio del coronavirus", por lo que tendrán que observar las recomendaciones que la OCV y los colegios provinciales han publicado al respecto.


En este sentido, el máximo responsable de los veterinarios advierte de la necesidad de protegerse en el ejercicio profesional ante la enfermedad. Además, se refiere a la colaboración de los veterinarios con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la autoridad sanitaria, "para reforzar la seguridad de los ciudadanos, y el bienestar y la sanidad animal".

Archivo