Descubren más genes asociados con la osteoartritis canina

Un estudio canino realizado en la Universidad de Helsinki descubrió nuevos loci asociados con la displasia de cadera y la osteoartritis
|

Un estudio que abarca más de 700 perros pastores alemanes indica que el aumento del desgaste de la superficie articular no es la única causa subyacente del desarrollo de la osteoartritis asociada con la displasia de cadera.


La displasia de cadera, común tanto en perros como en humanos, y la osteoartritis son trastornos complejos influenciados por una multitud de genes. La displasia de cadera provoca cambios en la estructura y el funcionamiento de la articulación, lo que resulta en una osteoartritis dolorosa y progresiva que conduce a la destrucción de las superficies articulares de la articulación de la cadera. Además, los factores inflamatorios juegan un papel en el desarrollo de la osteoartritis.


Un estudio canino realizado en la Universidad de Helsinki descubrió nuevos loci asociados con la displasia de cadera y la osteoartritis, así como los identificados previamente por el grupo de investigación, en los cromosomas 1, 9 y 28. Para el mapeo de genes, se recolectaron muestras de sangre de más de 700 pastores alemanes que tenían fenotipos de displasia de cadera relevantes (caderas normales a displasia de cadera severa) en la base de datos de reproducción del Kennel Club finlandés.


"Los genes candidatos en los loci asociados revelados en este estudio son muy interesantes en términos de los mecanismos de la enfermedad en la displasia de cadera y la osteoartritis. Sin embargo, la causalidad más específica de estos genes aún no se ha demostrado", asegura Lea Mikkola, que defenderá su tesis doctoral sobre este tema en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Helsinki.


El estudio destaca la naturaleza hereditaria y los antecedentes poligénicos de la displasia de cadera. Debido a la complejidad del trastorno, las pruebas genéticas no pueden desarrollarse de la misma manera que los trastornos causados por un solo gen.


"Sin embargo, comprender los factores genéticos de las enfermedades complejas y sus funciones biológicas es importante para el panorama general. Podemos desarrollar mejores opciones de tratamiento en el futuro cuando entendamos qué genes y redes relacionadas impulsan el desarrollo de enfermedades y cómo", indica Mikkola.

Archivo