Bar de pinchos.

Veterinarios piden medidas urgentes contra el coronavirus en hostelería

​El Sindicato Veterinario de Asturias solicita a la Consejería de Salud que los inspectores veterinarios paralicen todas sus otras actividades y comprueben de inmediato las medidas higiénicas en la hostelería
|

El pasado viernes día 6 de marzo, el Sindicato Veterinario Profesional de Asturias (Sivepa) ha solicitado por escrito a la Dirección General de Salud Pública que se suspendan, con carácter extraordinario, todas las inspecciones programadas sobre los establecimientos y empresas alimentarias que realiza el Cuerpo de Veterinarios, y que se lleve a cabo, con carácter urgente, un plan de visitas rápidas a toda la cartera de establecimientos de hostelería como bares, restaurantes, cafeterías y similares para comprobar la existencia de jabonera y material de secado higiénico en los servicios y que no se exponen pinchos y tapas sobre la barra sin protección.


Esta petición se haría con motivo del importante papel que estos establecimientos pueden jugar en la difusión y amplificación del contagio del COVID-19. “En estos locales se concentran personas de todas las edades y condiciones de forma continua, y se consumen bebidas y otros tipos de alimentos, con lo que las medidas sanitarias de higiene se han de extremar para frenar el avance del virus y evitar el posible, llegado el caso, el colapso del sistema sanitario asistencial”, resaltan.


Según explican en una nota de prensa, “la ley ya lo prevé y obliga a estos negocios a tener en los servicios, en todo momento, una jabonera con dispensación higiénica y material de secado adecuado, como papel desechable. Tampoco permite que haya ‘pinchos’ o ‘tapas’ sobre la barra sin protección. Sin embargo, debido quizá a la falta de concienciación o formación adecuada de los empresarios, agravado probablemente porque el número de inspectores veterinarios no permite una frecuencia de visitas adecuada, en muchos de estos establecimientos se relaja el control y con cierta frecuencia se detecta ausencia de jabón o material de secado higiénico”, denuncian.


Por otra parte, explican que muchos hosteleros son reticentes a quitar las bandejas de “pinchos” sin protección de las barras de los locales. “Los clientes respiran sobre ellos, tosen, estornudan y los tocan cuando cogen alguno. Esta situación no es permisible en ningún caso, pero mucho menos bajo una crisis sanitaria como la que estamos viviendo. Además, parece ser que hay indicios de que el coronavirus COVID-19 podría estar transmitiéndose por la vía oral-fecal, como ya hace tiempo que se sabe que ocurre en medicina veterinaria con otros coronavirus, como por ejemplo en los gatos, y esta costumbre de los pinchos a libre disposición, podría agravar mucho la situación actual”, advierten.


RECOMENDACIONES


Sivepa recomienda encarecidamente a los hosteleros que vigilen con celo estas dos cuestiones por las consecuencias para la expansión del COVID-19 que podrían tener, y les recuerda que hacerlo es una cuestión de civismo y salud pública, pero que también es sancionable por los inspectores veterinarios. También recomiendan, aunque no se especifique su obligatoriedad en la normativa, que se ponga un dispensador de desinfectante de manos con dosificador higiénico en los baños a disposición de los clientes.


A los ciudadanos les recomiendan llevar encima en todo momento un pequeño recipiente con jabón líquido, “por ejemplo como los que solemos encontrar en los hoteles cuando vamos de viaje, y un paquete de pañuelos de papel de un solo uso”. También piden que exijan a los hosteleros que haya jabón y material de secado desechable en los servicios y que los pinchos estén protegidos y se sirvan de forma individual a cada cliente y se manejen con pinzas o paletas y no con las manos.


Por otra parte, para las inspecciones de carácter urgente solicitadas por este sindicato sanitario se ha propuesto que, si el personal veterinario de la Dirección General de Salud Pública no es suficiente para llevarlas a cabo en un plazo que sea eficaz para frenar la propagación de virus, se solicite la colaboración de otros veterinarios de la administración que también poseen competencias en salud pública, como los veterinarios de la Dirección General de Ganadería.


En su petición el sindicato veterinario ha pedido también que se tome una medida similar con el Cuerpo de Farmacéuticos del Principado para la visita de gimnasios, piscinas, centros de fitness y similares, en los que el ciudadano también debe solicitar que haya en todo momento jabón y material de secado higiénico en los servicios.

Archivo