No hay evidencia de que los alimentos sean fuente de transmisión del coronavirus

EFSA asegura que actualmente no hay evidencia de que los alimentos sean una fuente probable o vía de transmisión del virus
|

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) sigue de cerca la situación con respecto al brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) que está afectando a un gran número de países en todo el mundo.


La científica jefa de la EFSA, Marta Hugas, explica que “las experiencias de brotes anteriores de coronavirus relacionados, como el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV) y el coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV), muestran que la transmisión a través del consumo de alimentos no ocurre. Por el momento, no hay evidencia que sugiera que este coronavirus sea diferente".


El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) ha afirmado que si bien los animales en China fueron la fuente probable de la infección inicial, el virus se está propagando de persona a persona, principalmente a través de gotitas respiratorias que las personas estornudan, tosen o exhalan.


Los científicos y las autoridades de todo el mundo están monitoreando la propagación del virus y no ha habido informes de transmisión a través de los alimentos. Por esta razón, EFSA no está involucrada actualmente en la respuesta a los brotes de COVID-19. “Sin embargo, estamos monitoreando la literatura científica para obtener información nueva y relevante”, apuntan.


Con respecto a la inocuidad de los alimentos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emitido recomendaciones de precaución que incluyen consejos sobre el seguimiento de buenas prácticas de higiene durante la manipulación y preparación de alimentos, como lavarse las manos, cocinar la carne a fondo y evitar la posible contaminación cruzada entre alimentos cocinados y no cocinados.


REDUCCIÓN DE LAS POSIBILIDADES DE CONTAGIO


EFSA tiene su sede en Parma, en el norte de Italia, que es una de las áreas actualmente sujetas a restricciones de emergencia a los movimientos impuestas por el gobierno italiano. A partir de la última semana de febrero, han adoptado una serie de medidas online con el asesoramiento de las autoridades italianas.


“Hemos introducido la tarea para la mayoría de nuestro personal y reuniones telefónicas con expertos y socios, mientras que los eventos, los viajes del personal y las visitas públicas a las instalaciones de la EFSA se suspendieron hasta al menos el 8 de abril. Estas medidas se revisan constantemente a la luz de nueva información”, indican.


El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) actualiza continuamente la información sobre el brote y las evaluaciones de riesgos utilizadas por los Estados miembros de la UE y la Comisión Europea en sus actividades de respuesta. La Organización Mundial de la Salud está coordinando los esfuerzos mundiales.

Archivo