AMVAC recomienda que, para conseguir un trato excelente del cliente, “todo el personal de la clínica debe ​desarrollar habilidades de atención y comunicación”.

¿Qué aspectos valoran los propietarios en la elección de un centro veterinario?

​El cliente acude a una clínica veterinaria por proximidad o recomendación, además valora bastante la atención, manejo y trato tanto a su mascota como a sí mismo, según el último informe sectorial de AMVAC 2020
|

Los clientes que acuden a una clínica veterinaria lo hacen por la proximidad o recomendación de otros clientes. Sigue siendo importante la gestión de la página web del centro veterinario, la respuesta a una campaña publicitaria y la aparición en redes sociales, según se desprende del informe sectorial de la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC) 2020.


Por otro lado, los aspectos que más valoran los clientes son la atención, manejo y trato tanto a la mascota como al propietario.


También se valora la disponibilidad de medios técnicos por la relación con la posibilidad de ofrecer un buen servicio. Y la proximidad a su casa ya que hay que desplazarse con la mascota.


“La especialización y formación continuada son necesarias para el desarrollo del negocio en este mercado competitivo y también lo son el desarrollo de habilidades de comunicación con el cliente tanto online como offline”, indica AMVAC.


Por ello, recomiendan que, para conseguir un trato excelente del cliente, “todo el personal de la clínica debe desarrollar habilidades de atención y comunicación”.


FUTURO DEL SECTOR


AMVAC destaca varios aspectos que tendrán gran relevancia para el futuro de la profesión veterinaria. En primer lugar, la progresiva feminización. “En los últimos años, se ha incrementado exponencialmente el número de mujeres profesionales de la veterinaria, especialmente entre los veterinarios más jóvenes. De igual manera, podemos observar que el porcentaje de estudiantes mujeres supera al de hombres, por lo que todo parece indicar que la tendencia seguirá al alza”, afirman.


Por otra parte, ven necesario tener una mayor conciencia de la salud emocional del veterinario y de los asistentes técnicos veterinarios, así como una mejora de las condiciones salariales y un fomento de la conciliación laboral para evitar el “síndrome del quemado” y abandonos de la profesión.


También apuntan como aspectos claves a la profesionalización del sector y del personal veterinario; la firma del convenio colectivo que “puede suponer una revisión al alza de los precios de los servicios veterinarios para ajustar ratios de rentabilidad”; o la importancia de generar confianza con el cliente final y optimizar su comunicación y su imagen corporativa, sobre todo para centros pequeños.


Por último, insisten en que el gran número de veterinarios en España, debido al elevado número de facultades veterinarias, dificulta la rentabilidad del sector. “Es necesaria una regulación del número de estudiantes que acceden a las facultades de veterinaria y limitar la apertura de nuevas para la mejora del sector”, reclaman.

Archivo