Irene de Miguel (derecha) apoyando la concentración contra el sacrificio de todo un rebaño de cabras en Garganta la Olla.

Podemos pide cambios en protocolos sanitarios que "condenan" a la ganadería

​A su juicio, estos protocolos sanitarios "están condenando a las pequeñas explotaciones ganaderas a la desaparición"
|

Unidas Por Extremadura ha denunciado este miércoles que los protocolos sanitarios contra la tuberculosis son "absolutamente injustos" y ha aseverado que su aplicación "están condenando" a la ganadería familiar en la región.


La portavoz de Unidas Por Extremadura, Irene de Miguel, ha realizado estas declaraciones en Garganta la Olla (Cáceres), donde ha acompañado a una pareja de ganaderos de la comarca cacereña de La Vera "que ha sufrido, por segunda vez en tres años, un vacío sanitario en su explotación", ha señalado la formación política en una nota.


Al término de una concentración en protesta por la aplicación de estos protocolos, De Miguel ha asegurado que éstos son "absolutamente injustos para las pequeñas ganaderías familiares, ya que la tuberculosis es una enfermedad que no se puede erradicar y que tenemos que aprender a controlar porque no supone un problema de salud pública".


La portavoz de la formación morada ha indicado que este tipo de protocolos "asfixian a la ganadería extensiva, que además es la que lucha contra el fuego, protege nuestros montes y mantiene vivos nuestros pueblos".


A su juicio, estos protocolos sanitarios "están condenando a las pequeñas explotaciones ganaderas a la desaparición", por lo que ha exigido un cambio en los mismos.


"A la Junta de Extremadura se le llena la boca hablando de despoblación, pero luego aplican políticas que expulsan a la gente del campo y de los pueblos", ha concluido Irene de Miguel.


Archivo