En la actualidad, el 98,6% de las explotaciones de vacuno de Castilla y León "pueden mover libremente sus animales y exportar en Europa y fuera de Europa".

Castilla y León facilitará la movilidad entre explotaciones con tuberculosis bovina

​Con este acuerdo se facilita "la actividad y la mejora de la rentabilidad de las explotaciones ganaderas, sometidas a una restrictiva normativa en materia de sanidad animal"
|

 La Junta de Castilla y León ha llegado a un acuerdo con las organizaciones profesionales agrarias y ganaderas para avanzar en la lucha contra la tuberculosis bovina, con el fin de facilitar la movilidad entre explotaciones y reducir, entre otros aspectos, los plazos de restricción.


Según ha dado a conocer este viernes en Salamanca el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, tras participar en la reunión del grupo de trabajo sobre Sanidad Animal, con este acuerdo se facilita "la actividad y la mejora de la rentabilidad de las explotaciones ganaderas, sometidas a una restrictiva normativa en materia de sanidad animal".


"Este acuerdo supone el cumplimiento de un compromiso de investidura y del impulso de un grupo de trabajo con representantes ganaderos y de la administración, con el objetivo de buscar fórmulas para flexibilizar la aplicación de la normativa europea, de manera que puedan compatibilizarse la sanidad animal con la rentabilidad de las explotaciones", ha precisado.


En el acuerdo suscrito este viernes en Salamanca con las organizaciones profesionales, las asociaciones de ganaderos y Urcacyl, se incluye "una modificación de la Orden que regula la lucha contra la tuberculosis bovina en Castilla y León".


A través del acuerdo, se pretende "acortar los plazos de restricción, limitar el número de pruebas a realizar y los animales objetos de dichas pruebas, siempre con las máximas garantías sanitarias".


De esta manera, según ha manifestado Alfonso Fernández Mañueco, "se están haciendo las cosas bien, trabajando intensamente con todo el sector".


Para justificar esta visión, el presidente de la Junta de Castilla y León ha recordado datos de la tuberculosis bovina, que "en diez años ha reducido en dos tercios su afección en la Comunidad, pasando del 4,16 al 1,43 por ciento de las explotaciones".


En la actualidad, el 98,6% de las explotaciones de vacuno de Castilla y León "pueden mover libremente sus animales y exportar en Europa y fuera de Europa", según ha señalado Fernández Mañueco.


Durante estos últimos meses se han celebrado reuniones semanales con asociaciones ganaderas y con representantes de las organizaciones profesionales agrarias, en las que han participado científicos y especialistas que han supuesto "un punto de acuerdo muy importante".


Para el presidente de la Junta, este foro de debate "no solo ha servido para pulsar el sentimiento del sector ganadero, sino que también ha permitido a la Consejería hacer partícipe al sector del mecanismo de trabajo serio y responsable que se viene realizando en la materia, en un tema tan sensible y complejo como es la lucha contra la tuberculosis bovina".


Las conclusiones de este grupo de trabajo servirán para modificar la Orden autonómica que regula la lucha frente a la enfermedad, unos cambios que estarán centrados en el mecanismo de actuación en Ávila, Salamanca y Soria, ya que en el resto de provincias de Castilla y León ya se pueden realizar movimientos libres.


Pero, además, en las provincias de León, Burgos, Palencia, Segovia, Valladolid y Zamora, donde hay menos de un 1 por ciento de explotaciones con tuberculosis, se aplicará el protocolo de movimiento acordado a nivel nacional, en el que cumpliendo determinados requisitos, ante la detección de animales positivos se permite el movimiento libre a cualquier tipo de cebadero nacional.

Archivo