​Rosie recuperada tras su operación. Imagen: LVS.

Eliminan un tumor significativamente grande de un cruce de collie

​Los veterinarios descubrieron un bulto en la región perineal (el área entre su ano y la vagina) del perro. Esta región puede ser muy difícil de examinar, y lo que es visible desde el exterior a menudo es solo "la punta del iceberg", aseguran
|

Rosie, una collie de quince años, se presentó en el centro veterinario London Vet Specialists (LVS) con una enorme hinchazón debajo de la cola. Su dueño explicó que Rosie tenía problemas para orinar, se esforzaba por defecar y, en general, parecía molesta en su trasero.


Los veterinarios le realizaron una tomografía computarizada (TC) para identificar el problema. El resultado de la exploración reveló que Rosie tenía un tumor significativamente grande que se desarrollaba desde el interior de su vagina llamado leiomioma.


Wwss

Imagen de la tomografía computarizada de Rosie. Imagen: LVS.


El especialista en diagnóstico por imagen y tomografía computarizada en LVS, Ian Jones, declaró que “la causa del dolor y la incomodidad de Rosie es una enorme masa que crece en su vagina, comprimiendo su uretra y colon”. Según Jones, las imágenes detalladas de la exploración “fueron extremadamente importantes para nosotros al identificar el tamaño real del problema, determinar el mejor tratamiento y luego planificar previamente el alcance y la naturaleza de la cirugía necesaria. Esto fue muy útil ya que era una operación particularmente delicada de realizar”.


Los veterinarios descubrieron un bulto en su región perineal (el área entre su ano y la vagina). Esta región puede ser muy difícil de examinar, y lo que es visible desde el exterior a menudo es solo "la punta del iceberg". Así, la jefa de cirugía en LVS, Janet Kovak McClaran, dirigió un procedimiento complejo para la eliminar el tumor, supervisado por David Neilson, anestesista.


“El acceso a la región perineal es limitado y, dado que el tejido vaginal puede sangrar profusamente, existe la posibilidad de que requiera una transfusión de sangre”, asegura McClaran. “El área entre el perineo y la vagina, donde se encontraba el tumor, es un lugar difícil de examinar y un lugar muy desafiante para operar. Así que accedí a la gran masa vaginal a través de una incisión debajo de la cola de Rosie y, de esta manera, eliminé con éxito el tumor. La biopsia reveló que se trataba de un tumor de crecimiento muy lento llamado leiomioma, por lo que es poco probable que le cause problemas a Rosie en el futuro”.


Sin tu00edtulo

A la izquierda, se ve la gran masa debajo de su cola y a la derecha, las fotos tomadas 2 semanas después de su cirugía. Imagen: LVS.

Archivo